CLC
CLCCLC
CLC
Ginecología y Obstetricia

Programa de Apoyo Psicológico para personas y parejas que consultan en la Unidad de Medicina Reproductiva

Programa de Apoyo psicológico de la pareja infértil

La infertilidad no es sólo una condición biológica, es la experiencia dolorosa de constatar dificultades para realizar un deseo que está al centro del proyecto de vida personal y de pareja: lograr un embarazo, tener un hijo.

Las consecuencias psicológicas y sociales pueden tener matices diferentes para las distintas personas, pero en general, se producen efectos intensos en la vida emocional y desafíos importantes para la relación de pareja y el entorno social. Por ello a nos proponemos acoger a las personas tomando en cuenta los aspectos emocionales que acompañan el problema de infertilidad, desde su detección y durante el proceso de tratamiento hasta su resolución.

¿Cómo se realiza el apoyo psicológico?

 

Como parte de la atención se ha incorporado un espacio de conversación con una psicóloga especializada en el tema, que forma parte del equipo interdisciplinario de la Unidad. La entrevista psicológica es un diálogo que permite comunicar en un lugar seguro las emociones, dificultades y temores que se están enfrentando y buscar formas concretas de aliviar la ansiedad y resolver situaciones que producen dolor o tensión.

Estas dificultades pueden estar relacionadas con las consecuencias emocionales del problema, con dificultades en el enfrentamiento en pareja, o en las relaciones sociales o laborales. También este espacio facilita analizar y tomar decisiones que plantea el tratamiento. De acuerdo al proceso de diagnóstico y tratamiento y a las necesidades particulares de cada pareja el apoyo psicológico puede requerir de una o más entrevistas.

Durante el año se realizan algunos talleres grupales y charlas sobre la infertilidad, los tratamientos y los aspectos psicológicos asociados, que se anuncian en la página Web y en afiches distribuidos en la clínica.

Todas las actividades apoyo psicológico son libres de costo.

¿Cómo afecta la infertilidad la vida emocional de las personas?

 

Las dificultades para lograr un embarazo afectan fuertemente los sentimientos de las personas, la relación de pareja y la vida en sociedad.

Para muchas parejas ésta es la crisis de vida más significativa que han experimentado hasta el momento y se sienten sorprendidos y a veces asustados por la intensidad de sus emociones.

Con frecuencia se experimenta un sentimiento de duelo, que se reitera mes a mes. Esto es particularmente vívido en las mujeres, que experimentan en su cuerpo las señales de que el embarazo no se produce. Por ello puede haber frustración, tristeza y oscilaciones entre etapas de ilusión y desilusión asociado a los momentos del ciclo menstrual.

A veces surge un sentimiento de inadecuación o de menoscabo en relación al valor y estima respecto de sí mismo (a), pues se percibe que “hay algo que está mal en el propio cuerpo” que interfiere con el deseo de maternidad o paternidad. Esto impide realizar las proyecciones de familia en el momento en que se había planeado. La pareja se enfrenta a una cierta inseguridad frente al futuro y al desajuste frente al hecho de que un proyecto tan importante no depende del esfuerzo y control personal.

¿Cómo afecta la infertilidad la relación de pareja?

 

Es normal que hombre y mujer reaccionen en forma diferente y que sus sentimientos y la intensidad de ellos sean también diferentes. Esto puede producir tensiones, frustraciones y desencuentros ocasionales.

Es frecuente también que la sexualidad se vea interferida por el énfasis en conducir la vida sexual a los períodos fértiles, convirtiéndolo más en una tarea que en un encuentro espontáneo y placentero.

El desafío que enfrenta la pareja es aceptar los desencuentros y diferencias como una consecuencia del problema que se está viviendo y desarrollar un diálogo sobre el tema que permita un espacio de desahogo y contención y un intercambio que facilite hacer frente a las decisiones que es preciso tomar.

¿Cómo afecta la infertilidad la relación con la familia de origen y con el entorno social?

 

Las dificultades de fertilidad conviven con la experiencia de ver a muchas personas cercanas embarazándose y teniendo sus hijos con aparente facilidad. La vida de estos amigos o familiares empieza a girar en torno a la crianza. Las parejas que ven postergado el deseo de tener hijos pueden sentirse incomprendidos o aislados frente a quienes son sus amigos.

Es frecuente que a las demás personas les resulte difícil comprender cómo afecta emocionalmente la infertilidad y que no conozcan cabalmente cómo puede verse interferida la fertilidad biológicamente y cómo son los tratamientos.

Al mismo tiempo, hay creencias y mitos muy generalizados en la sociedad, que dejan a las personas que sufren infertilidad expuestas a comentarios y consejos carentes de empatía, que aunque sean expresados con buena intención, no dan cuenta del problema y los caminos de solución. Ello contribuye a este sentimiento de aislamiento y soledad frente al problema.

Creencias equivocadas en relación a la infertilidad

 

Algunas de las ideas equivocadas que con más frecuencia escuchan las parejas con problemas de fertilidad son las siguientes:

"La infertilidad es un problema de la mujer"
Esto no corresponde a la realidad. La infertilidad deriva de condiciones médicas que en un 35% de los casos se deben a problemas de la mujer y 35% se debe a problemas de los hombres. En el resto de los casos hay causas combinadas o bien no se encuentra la causa. Es esencial que tanto el hombre como la mujer participen en el estudio y tratamiento de la infertilidad.

"No hay que obsesionarse ni ponerse muy ansiosos, si se relajan se van a embarazar"
La infertilidad deriva de un problema en el sistema reproductivo de uno o ambos miembros de la pareja. Las emociones intensas que las personas sienten son una reacción al problema de infertilidad y no la causa. La ansiedad es la emoción que normalmente surge frente a situaciones inciertas.

Realizar actividades para aliviar el estrés y caminar con el problema con mayor aceptación y tolerancia, sin duda mejora la calidad de vida. Esto es válido para todas las personas que enfrentan un problema de salud o una dificultad que afecta significativamente su vida, sea éste un problema de infertilidad u otro.

"Si adoptan un niño, luego se van a embarazar, además hay tantos niños que necesitan un hogar"
Esta creencia tan difundida resulta particularmente dolorosa para las parejas infértiles. En primer lugar, sugiere que la adopción es un medio para lograr el fin del hijo biológico. En segundo lugar, no hay evidencia que las parejas se embarazan con mayor frecuencia después de adoptar un niño. La adopción es un camino en sí mismo para realizar la maternidad y paternidad y puede ser una alternativa valiosa para parejas con o sin problemas de fertilidad. Tiene sus propias dificultades, tiempos y desafíos. La motivación a realizar la maternidad y paternidad biológica y luchar por superar los obstáculos mediante tratamiento especializado, es natural, legítima y ello no significa estar a favor o en contra de la adopción.

"Todo el mundo se embaraza con mucha facilidad, incluso sin desearlo; somos los únicos que van quedando atrás"
Alrededor de un 10% de las parejas en edad reproductiva tienen problemas para embarazarse o para que sus embarazos lleguen a término. Cuando las personas consultan en un centro especializado, toman conciencia de que este es un problema más frecuente de lo imaginado. También se constata que el encuentro con otras parejas con el mismo problema puede ser una fuente de apoyo y aprendizaje.

El Apoyo psicológico en el tratamiento de la infertilidad

 

¿Qué necesidades psicológicas tienen las parejas con problemas de fertilidad?
Las personas con problemas de fertilidad necesitan ampliar su información sobre el proceso reproductivo, conocer cuáles son las posibles causas de su infertilidad y los métodos de diagnóstico y tratamiento disponibles en la actualidad. Este conocimiento les permitirá participar en la toma de decisiones en el proceso de tratamiento.

Al mismo tiempo ayuda comprender y aceptar los difíciles sentimientos que normalmente produce esta experiencia para comprender la propia experiencia emocional y desarrollar formas de aliviarse y de fortalecer la relación de pareja con el fin de enfrentar y resolver la infertilidad.

Para iniciar un proceso de diagnóstico y tratamiento, necesitan contactarse con un equipo especializado que sepa comunicar a ambos miembros de la pareja el sentido de los distintos exámenes y tratamientos, y que entregue una atención y acompañamiento integral que contemple como parte del tratamiento el apoyo en relación a los aspectos emocionales asociados.

¿Cómo dar respuesta a estas necesidades?

 

En la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica las Condes, existe un PROGRAMA APOYO PSICOLÓGICO, que coordina una psicóloga y lo lleva a cabo en estrecha interacción con los médicos, enfermeras y matronas de la Unidad. Estas actividades complementan y apoyan el tratamiento médico reflejando nuestra concepción de la infertilidad como un problema que afecta a la persona integralmente tanto en aspectos relacionados con su salud física como en aspectos psicológicos y en sus relaciones sociales.

Las parejas son invitadas a charlas educativas y a entrevistas de orientación y apoyo psicológico que se realizan en pareja o en forma individual. Estas actividades no agregan costo económico para los pacientes ya que se consideran un apoyo necesario a la atención médica.

El propósito de estas actividades es:

  • Reforzar la información y educación de la pareja
  • Proveer un espacio de diálogo que permita comunicar en un lugar seguro las emociones, dificultades y temores que se están enfrentando
  • Dar apoyo emocional especializado en las distintas etapas del diagnóstico y tratamiento desarrollando algunas formas prácticas de autoayuda para el alivio del estrés y la ansiedad.
  • Asesorar a las parejas para que tengan una participación activa en las decisiones que se enfrenta en las distintas etapas del proceso.

¿Es necesario siempre el apoyo psicológico durante el tratamiento de infertilidad?

 

La educación sobre la salud reproductiva y el enfrentamiento apropiado de los aspectos emocionales que van ocurriendo durante el proceso, protegen y fortalecen a la pareja y les permiten participar con serenidad y activamente en su tratamiento. En ese sentido el apoyo psicológico tiene un rol preventivo frente al desgaste natural que produce el tratamiento.

Puede haber indicadores más precisos de problemas que emergen con frecuencia y que se pueden enfrentar y resolver con la ayuda psicológica.

Si se siente identificado (a) con algunas de las siguientes frases es posible que sea de mucha ayuda recibir apoyo psicológico:

  • “Me siento sola(o) y aislada(o)”
  • “Con muy pocas personas puedo hablar sobre nuestra infertilidad. En general la gente no me entiende”
  • Me siento invadida por el problema. Estoy todo el día pensando en eso.
  • “Mi esposo se enoja cuando me ve mal”
  • “No sé cómo ayudar a mi mujer a sentirse mejor”
  • “Nos resulta muy difícil conversar sobre el tema, a veces terminamos peleando”
  • “La angustia por la infertilidad está afectando mi trabajo”
  • “Las reuniones familiares están siendo cada vez más difíciles para mí”
  • “Siento que mi vida está detenida, estancada”
  • “Siento que mi vida está fuera de control”
  • “No puedo evitar sentirme inferior a otras personas que sí han logrado ser papá o mamá”
  • “Me siento muy decaída(o), sin motivación, cansada(o), intranquila(o)”
  • “Cuando me preguntan si tengo hijos o cuando voy a tenerlos siento un dolor intenso y no sé qué responder”
  • “He visto afectados mis ritmos de sueño, mis ritmos de alimentación”.
  • Siento una tristeza persistente y no puedo disfrutar de las cosas que antes disfrutaba.