CLC
CLCCLC
CLC
Otorrinolaringología

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central: 2 2210 4000
Reserva de Hora: 2 2610 8000
Rescate CLC: 2 2610 7777

Síndrome de Apnea/Hiponea del Sueño (SAHOS)

Síndrome de Apnea/Hiponea del Sueño (SAHOS)
 

El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAHOS) se caracteriza por episodios recurrentes de obstrucción y de colapso de la vía aérea superior mientras el paciente duerme. Estos episodios de obstrucción se asocian a una disminución en el nivel de oxigenación de la sangre y a microdespertares nocturnos recurrentes. Se estima que un 30% de los roncadores sufre de apnea del sueño.

En la población general adulta (pacientes entre 30 y 60 años), el SAHOS está presente en aproximadamente el 9%-24% de los hombres y el 4%-9% de las mujeres. Se estima que la prevalencia general de SAHOS, en pacientes asintomáticos, es de 2% para las mujeres y de 4% para los hombres. Se sabe que esta frecuencia aumenta con la edad del paciente: para pacientes mayores de 65 años, se estima que la frecuencia de SAHOS es 2 a 3 veces más alta que en pacientes de 30-64 años de edad. La intensidad del SAHOS también aumenta progresivamente a lo largo de los años. Por otro lado, se ha establecido que existe una relación proporcional entre la severidad del SAHOS y el aumento del peso: los pacientes obesos suelen tener importantes trastornos respiratorios del sueño.

Los factores de riesgo más comunes para el desarrollo de SAHOS lo constituyen la obesidad, la edad, el crecimiento de las amígdalas y de los adenoides, la obstrucción nasal (p.ej. desviación septal, hipertrofia de cornetes), y ciertas malformaciones craneofaciales y de la vía aérea superior. Otros factores que potencialmente se asocian a mayor riesgo de SAHOS son la congestión nasal, algunos factores hereditarios y el tabaquismo.

Los síntomas del SAHOS son hipersomnia diurna (aumento de la somnolencia durante el día), insomnio nocturno, ronquidos, despertares nocturnos con sensación de sofocación y episodios nocturnos de interrupción de la respiración. Además, se asocia a dificultades en la concentración, trastornos del ánimo, disminución de la líbido y aumento de la necesidad de orinar durante la noche. La somnolencia diurna excesiva, la presencia de ronquidos y la obesidad constituyen el trio sintomático clásico del SAHOS.

La relevancia del SAHOS está en su asociación con otras enfermedades: está bien establecido que estos pacientes tienen un mayor riesgo de presentar hipertensión arterial, resistencia a la insulina y diabetes, síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, arritmias cardíacas y trastornos cognitivos, entre otras. Aún más grave, se ha demostrado que las personas que padecen SAHOS presentan una mortalidad 3 a 4 veces superior a la de pacientes sin SAHOS, especialmente debido a la aparición de infartos al miocardio y accidentes vasculares cerebrales.