CLC
CLCCLC
CLC

Quistes en las articulaciones


Por su aspecto, los quistes en las articulaciones suelen preocupar a los padres. Generalmente son benignos e indoloros.

Martín de 12 años volvió de las vacaciones con una extraña pelota en una de sus muñecas. Era blanda, no le dolía, pero su aparición alarmó a su mamá. El doctor los tranquilizó al informarles que se trataba de un quiste en la articulación o quiste sinovial, es decir, un aumento en el volumen de esta membrana que recubre la articulación, conformado por la acumulación de líquido sinovial, su lubricante natural. ¿Por qué? Según el traumatólogo de Clínica Las Condes, doctor Alejandro Baar, en la mayoría de los casos aparecen sin causa aparente y, en menor número, por traumatismos.

Como ampolleta. Estos quistes pueden aparecer en cualquier articulación del cuerpo pero, como asegura el doctor Baar, lo más frecuente es alrededor de la muñeca. Otra ubicación habitual en los niños es la fosa poplítea (o parte posterior de la rodilla) conocido como quiste de Baker. “A diferencia de los adultos, donde el quiste nace directamente de la articulación, en los menores este viene usualmente de una de las membranas que recubre uno de los tendones que forma la fosa poplítea”.

Ya sea en la rodilla o en otra parte del cuerpo, su aspecto es el de una pelota de tamaño variable, de consistencia gomosa o elástica, blanda, móvil y, lo más significativo, se puede transiluminar. “Si uno le acerca una luz, este se prende como una ampolleta y se ilumina completamente ya que como el líquido es homogéneo, la luz se distribuye en todo su interior”, comenta el doctor.

Diagnóstico. Según el traumatólogo, siempre es bueno consultar porque, a pesar de ser usualmente benigno, es importante descartar otras patologías, como tumores en la membrana sinovial o en las partes blandas, entre otras.

De diagnóstico fácil y rápido, como advierte el doctor, en la inmensa mayoría de los casos el tratamiento es no quirúrgico. En el caso de la muñeca, usualmente basta con que el niño siga haciendo sus actividades para que se reviente espontáneamente y el líquido se reabsorba; en otras ocasiones se aspira con una aguja. “La cirugía solo está indicada para casos muy excepcionales y cuando el quiste es muy sintomático y doloroso o está comprimiendo alguna estructura importante”.

Hay que tener en cuenta que no se pueden prevenir, que si se presenta una vez, no significa que van a aparecer en otras partes y que no hay pacientes más predispuestos que otros a sufrir esta patología.

Cómo reconocerlo

El aspecto de los quistes sinoviales es muy característico:

  • Tiene la forma de una pelota de tamaño variable.
  • Tiene consistencia gomosa o elástica.
  • Es blando.
  • Es móvil.
  • Se puede transiluminar (si uno le acerca una luz, este se prende como una ampolleta).

Ante un quiste en las articulaciones, siempre es bueno consultar. Porque, a pesar de ser usualmente benigno, es importante descartar otras patologías, como tumores en la membrana sinovial o en las partes blandas, entre otras.


Ubicación y videos


 

Visítanos 

Ubicación


Pediatría
Edificio 4 Rojo,
Piso 3

 

Horario de Atención


Lunes a viernes
de 8:30 a 20:00 hrs.