CLC
CLCCLC
CLC

¿Qué son las Kapulanas?

¿Que son las Kapulanas?

 Kapulana: ¿Qué son y para qué sirven?

 

La estimulación de la piel es esencial para el desarrollo físico y psicológico de recién nacido. Como se mencionó, es necesario mantener dicho contacto piel a piel más allá del momento del postparto inmediato, hasta aproximadamente los 9 meses, donde el bebé habrá alcanzado mayores capacidades de autonomía. Pero, ¿Cómo mantenemos ese contacto piel a piel durante los primeros meses de vida? A través de la lactancia materna, el masaje infantil, el alojamiento conjunto con el bebé (en la misma habitación, no en la cama de los padres) y el uso de las Kapulanas, nos permiten satisfacer esta necesidad.

  • La palabra Kapulana es de origen africano y es el nombre que recibe una prenda larga de algodón elasticado que permite a los padres amarrarse al bebé y portarlo, favoreciendo el contacto piel a piel y el apego en durante los primeros meses. Actualmente se conocen como fular, hamaca o baby sling, sin embargo, hemos optado por este término, ya que es como se le conoce en los dialectos de África central, donde comenzó su uso.

  • El uso de la Kapulana busca recuperar la crianza en brazos y el contacto cutáneo del niño y sus padres en etapas tempranas del desarrollo que actualmente se ha ido perdiendo. En una sociedad que nos alienta a no tocar a los bebés, con el temor -o la amenaza- de que se vuelvan “regalones, fundidos o mamones”, hemos logrado incrementar el número de conductas del espectro autista en el mundo occidental de 1 en 1.300 niños el año 1990 a 1 en 50 el año 2012, según la CDC de Atlanta, USA). Técnicas que la sociedad hoy nos “recomienda para estimular” a nuestros hijos, tales como el Baby Mozart, el Baby Einstein, los centro de entretenciones, los andadores y otros juguetes y tecnologías que internet y los medios de comunicación han planteado como efectivas y necesarias para un bebé durante sus primeros meses.

¿Qué es lo que realmente necesitamos para promover el crecimiento y desarrollo de un niño en etapas tempranas del desarrollo?

La invitación es a creer en algo diferente a lo que la sociedad promueve, rescatando conductas simples y económicas, que han acompañado al hombre desde el comienzo de la humanidad. Debemos ser conscientes de que los seres humanos somos el resultados los últimos 2 millones de años de evolución y no de los últimos 15 años de progreso tecnológico. Desde esta perspectiva la clave está en reflexionar en el modo de vida en las cavernas, donde las comunidades nómades de épocas pre históricas se desplazaban de un lado a otro, recolectando alimentos con sus hijos en brazos.

De esta forma, el uso de las Kapulanas está siendo muy utilizada actualmente en Chile, sin embargo ¿es realmente útil? ¿Aporta beneficios a las madres y sus bebés? ¿Cuáles? Veamos que nos demuestra la investigación: En un estudio realizado durante el año 2013 se demostró que el 95% de las madres y sus hijos tolera el uso de las Kapulanas. El porcentaje restante corresponde a madres que han comenzado a emplear esta práctica cuando sus bebés son mayores de 4 meses, por lo que estos no han logrado acostumbrarse.

Así también, la investigación refleja que el 100% de los binomios evaluados reporta percibir beneficios de este método. Dentro de los principales beneficios reportados por los padres al usar la Kapulana está la comodidad, ya que el peso se distribuye equitativamente entre la espalda, los hombros y las caderas; la portabilidad, el poder andar con el bebé, dejando libres los brazos de la madre o poder salir sin llevar el coche; menor irritabilidad, especialmente durante los momentos del día en el cual el bebé suele estar más “llorón”; facilidad del sueño, seguridad, las madres perciben que su hijo se siente seguro y protegido, ya que sentiría el calor del cuerpo de la madre, oye su voz y su ritmo cardíaco, y disminución del vómito, dada por la posición vertical permanente que adopta en la Kapulana.

  • Además, el 57% de las madres refirió presentar molestias, entre ellas encontramos la dificultad para atarse la Kapulana, el peso y tamaño del bebé y el calor, que se genera por el contacto piel a piel constante entre el niño y sus padres. Por último, la investigación ha demostrado que el 62% de las madres, reporta usar la Kapulana mínimo 5 veces a la semana, lo cual es bastante significativo y genera evidencia de una práctica que facilita la crianza y fortalece el apego del recién nacido y sus figuras significativas.

  • Una Kapulana es muy sencilla, económica y fácil de hacer. Además, es preferible que usar un portabebés, puesto que al ser una tela de algodón elasticado se adapta a medida que crece el bebé, por lo que lo puede acompañar hasta los 2 o 3 años de edad, así como también, se amolda al cuerpo de la madre o del padre, nos permite emplear distintas posiciones para llevar al bebé y es fácil de transportar, liviana y lavable…. ¡Anímate a fabricar tu propia Kapulana!