Traumatología y Ortopedia

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central: 2210 4000
Reserva de Hora: 2610 8000
Rescate CLC: 2610 7777

Dolor de cuello

Dolor de Cuello

Conoce más sobre el dolor de cuello en la sección “preguntas al doctor”.


Las causas más frecuentes de dolor cervical se pueden catalogar en:


Causas vertebrales:


  • Degeneración del disco intervertebral o discopatía que en algunos casos puede ser dolorosa.
  • Fractura vertebral ya sea por infiltración de la vértebra, por tumor o por otra enfermedad general.
  • Inestabilidad
  • Dolor de origen facetario o articular de columna.

Causas musculares de la región del cuello y dorsal alta:

  • Cuadros de dolor miofascial o fibromialgia.
  • Contracturas musculares, siendo la más frecuenta la conocida tortícolis.
  • Desgarros musculares paravertebrales infrecuentes.

Causas neurológicas:


  • Conducto raquídeo estrecho.
  • Compresión de raíz nerviosa por hernia de disco o por estrechez de la emergencia de estos nervios.

Causas no derivadas de columna o musculatura:


  • Que dan dolor referido a la columna teniendo origen en otro órgano: síndrome de túnel carpiano.
  • Enfermedades del hombro (tendinitis, bursitis).
  • Enfermedades o tumor de la cúpula pleural.
  • Enfermedades inflamatorias, como la artritis reumatoidea.
  • Enfermedades por depósito de cristales como la gota.

Causas no orgánicas:


  • Estrés.
  • Mal manejo del dolor.
  • Catastrofización y alta sensibilidad al dolor.
  • Depresión.

Causas traumáticas:


  • Esguince cervical.
  • Fractura de columna cervical.

“De todas éstas, las causas musculares asociadas a los problemas psicosociales o laborales son sin duda las más frecuentes”, explica el Dr. Roberto Postigo, cirujano de columna.


Entre las causas musculares, ¿influyen la postura para dormir y las almohadas?


No en una columna sana. En una columna enferma, depende cual sea el origen del dolor hay que buscar el tipo de almohada que más acomode.
Además, depende de la forma de dormir de cada paciente. Lo principal es que la cabeza quede alineada con el resto de la columna, e idealmente con un poco de flexión de cuello para descargar las facetas articulares.


¿Sirven los masajes descontracturantes?


Sirven pero sólo por un breve período de tiempo; luego de unas horas la contractura y el dolor volverán, por lo que no es un tratamiento muy exitoso. Si los masajes son útiles y el problema es miofascial o muscular, lo ideal es un tratamiento multidisciplinario, con la participación de un especialista en columna, el kinesiólogo y la psicóloga del dolor, que aquí juega un papel fundamental en enseñar técnicas de relajación de la musculatura y de la psiquis, logrando una mejoría prolongada y control de la enfermedad.


¿Hay medidas para prevenir los dolores de cuello?


No existen medicinas para prevenir los dolores cervicales. Sólo una adecuada vida con actividades deportiva y buen manejo de las tensiones pueden prevenir en algo los dolores cervicales más frecuentes. Las enfermedades de la columna, en especial del disco intervertebral, tienen una fuerte carga genética, por lo que no hay forma de prevenir.


¿Cuándo es necesario consultar con un especialista?


Siempre que el dolor cervical dure más de tres días sin disminuir, o que vaya en aumento; dolor nocturno preferente; dolor asociado a dolor de brazo, más aún si hay pérdida de sensibilidad y de fuerza muscular; antecedentes de cáncer; presencia asociada a fiebre o sudoración nocturna; personas mayores de 55 años. Éstas son las llamadas banderas rojas, que hacen sospechar de una patología significativa.


¿El dolor de cuello puede ser síntoma de algo más grave?


Puede, como se vio anteriormente, ser síntoma de una compresión de raíz, de médica, de un tumor vertebral o metastático o de una enfermedad inflamatoria articular general. Por eso es importante consultar a tiempo.


¿Cómo se diagnostican y se tratan las diversas lesiones cervicales?


En general una adecuada historia clínica y un cuidadoso examen físico logran detectar 80% de los problemas serios.


Los métodos de estudio más usados son las radiografías, el escáner o TAC de columna cervical y la resonancia magnética de columna cervical. De estos, el más preciso es la resonancia, pues puede dar invaluable información de las partes blandas, tejido neurológico y, en menos exactitud, del hueso. Tiene la característica de ser un examen anatómico y también funcional ya que con el uso de contraste muestra zonas de inflamación y mayor metabolismo.

 
 

Visítanos

 

Horario atención


Lunes a Viernes
de 8:00 a 20:00 hrs.

 

Ubicación


Edificio 4 Rojo
piso 4


Ver Mapa