BlogVolver al blog

¿Amigdalitis crónica? Conoce en qué consiste la amigdalectomía

¿Amigdalitis crónica? Conoce en qué consiste la amigdalectomía

13 de marzo, 2017 Tratamiento y Recuperación 0
Las amígdalas protegen contra las infecciones, pero en algunos casos, pueden convertirse en dañinas y es necesario extirparlas a través de la amigdalectomía, cirugía de extracción.

Las amígdalas, ganglios linfáticos localizados en la parte posterior de la boca y arriba de la garganta, muchas veces son de gran tamaño, lo que dificulta respirar en la noche. También pueden capturar una gran cantidad de bacterias, provocando una infección, que se diagnostica como amigdalitis. En cualquiera de estos dos casos, las amígdalas perjudican, más que protegen, por lo que es necesario extirparlas.
 
El ser humanos está constantemente expuesto a microrganismos, virus y bacterias, y las amígdalas ayudan a eliminarlas y prevenir infecciones en el cuerpo. Sin embargo, hay una bacteria llamada estreptococo que causa infección de la garganta y amígdalas. Comúnmente lo padecen niños de 5 a 13 años, pero también se ve en adultos. Debe ser diagnosticada y tratada correctamente para evitar complicaciones -actualmente poco frecuentes- como la fiebre reumática y la glomerulonefritis.

 

Síntomas de amigdalitis



síntomas amigdalitis
 
No todos los pacientes que han sufrido amigdalitis son candidatos a la operación de amígdalas. “Generalmente se llega a la cirugía después de 3 a 4 amigdalitis durante 2 años, o después de 6 amigdalitis en un año”, agrega el especialista.
 
Otros síntomas de consulta son ronquido, dolor de garganta, infecciones a repetición, mal aliento (halitosis) o el encuentro de tonsilolitos (pequeños cálculos que se forman en una parte de las amígdalas).
 
El tamaño de las amígdalas o la sospecha de un tumor amigdalino también pueden ser una razón para una amigdalectomía. “Si hay una hipertrofia de amígdalas o antecedentes de abscesos repetidos en las amígdalas es mejor operar”, explica el doctor Luis Cabezas, otorrinolaringólogo de Clínica Las Condes.
 

Examen clínico y diagnóstico


 
Para determinar que la persona padece estos síntomas, se realiza un examen clínico donde el otorrinolaringólogo examina al paciente durante la consulta y, además, revisa su historial clínico. “En caso de que sea ronquido, además, se suma un estudio del sueño”, comenta el especialista.
 
El diagnóstico se hace por el aspecto de la garganta y el cuadro clínico. Si es muy sugerente y no es algo reiterativo, el paciente puede empezar el tratamiento en forma inmediata. De tratarse correctamente, la infección desaparece en 10 días, aunque la mayor parte de los pacientes mejora notablemente luego de dos o tres días de iniciado el tratamiento antibiótico.

En cambio, si el paciente es diagnosticado idóneo para la cirugía, éste será intervenido quirúrgicamente a través de una amigdalectomía. “Es la técnica clásica de extirpación de amígdalas completa que se realiza mientras el paciente está bajo anestesia general, asegurándonos que la persona esté dormida y no sienta dolor. Luego, se realiza una pequeña incisión para cortar la amígdala y extraerla completamente. La herida que deja esta operación sana sin suturas, porque se cauteriza para una cicatrización más natural”, apunta el doctor Luis Cabezas.
 
También existe la reducción con ultrasonido denominada amigdalectomía parcial o subcapsular. “Ésta se realiza en casos que se requiera disminuir el tamaño de la amígdala en pacientes que no tienen infecciones, pero sí apneas del sueño, o en casos de eliminación de tonsilolitos que son pequeñas formaciones sólidas como un arroz que se acumulan dentro de la amígdala y cuya presencia provoca halitosis (mal aliento)”, manifiesta el doctor.
 
Ambas cirugías no presentan mayores riesgos, tal como sucede con otras intervenciones con anestesia. Por otro lado, se tiene un especial cuidado ante el posible sangrado de garganta, que se produce en un 1 a 3% de los casos y que requiere de un control estricto y, en ocasiones, volver a dormir al paciente para cauterizar el vaso que sangra.
 
Estos tratamientos están disponibles en Clínica Las Condes y están al alcance de todos. "Los médicos de la institución decidieron unirse a la política de reducción de costos debido al plan estratégico de Clínica Las Condes, cuyo objetivo está acercar la medicina, infraestructura y recursos humanos de primera calidad", agrega el Dr. Erwin Buckel, director médico de Clínica Las Condes.

Post cirugía, el paciente se encontrará en la sala de recuperación, hasta que pueda respirar, toser y tragar, para luego iniciar el post operatorio en su casa.
 
“En dos semanas el paciente tiene una recuperación completa. Durante este tiempo debe mantener una dieta con todos los alimentos molidos, fríos o tibios. Debe permanecer los tres primeros días en reposo y durante el postoperatorio debe evitar el contacto con personas enfermas que lo puedan contagiar”, dice el especialista.
 
Durante la recuperación, pueden notarse síntomas como dolor de oído o mal olor en la boca, el que se alivia bebiendo gran cantidad de líquidos. No se puede consumir aspirina, porque puede generar o incrementar el sangrado.
 
Respecto a la dieta, los recién operados deben:
 
  • Evitar bebidas calientes, jugo de naranja, tomate y uva.
  • Consumir leche, bebidas heladas, agua o jugo natural, helados, gelatinas y caldos.
  • Comer alimentos blandos.
  • Progresivamente volver a la dieta habitual, siempre y cuando, se eviten alimentos calientes, picantes o condimentados.
  • Evitar frituras, alimentos tostados y frutos secos.
  • A las dos semanas se puede retomar totalmente la dieta habitual y es necesario acudir al médico tratando para que entregue el alta, corroborando el éxito de la operación de amígdalas.

Reserva una hora con nuestros especialistas, quienes te examinarán y ofrecerán una opción de tratamiento a tu alcance. Hazlo clickeando en nuestro banner de reserva.

  
Califíca este artículo:
12345
Promedio: 4,4
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Esclerosis múltiple: Tratamientos

Esclerosis múltiple: Tratamientos

12 de septiembre, 2017 Tratamiento y Recuperación 0

Investigación de un chileno logró avances, pero faltan años para comprobar su utilidad.

Leer más

Al año, 70 mil cirugías por cálculos a la vesícula

11 de septiembre, 2017 Tratamiento y Recuperación 0

Cifra chilena deja claro que se trata de la enfermedad que más ingresos a pabellón tiene.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios