Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro de Apoyo Pacientes Síndrome de Down

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Otorrinolaringología

Otorrinolaringología

Los niños con Síndrome de Down pueden presentar distintas patologías desde el punto de vista otorrinolaringológica y, por ello, es importante hacer una evaluación de manera preventiva.

 
  • Pueden haber alteraciones de las orejas por malformación del cartílago que pueden ser de diferentes grados de seriedad y de esto dependerá el tratamiento a seguir.
  • El conducto auditivo externo suele ser estrecho, lo que favorece la acumulación de cerumen y con esto la formación de tapones que pueden producir una pérdida auditiva de conducción. Por eso, es muy importante un control periódico para evitar la formación de grandes tapones y la dificultad que implica limpiar un tapón impactado.
  • El oído medio también se puede afectar ya que los niños con Síndrome de Down presentan con más frecuencia infecciones respiratorias altas, alteración de la forma y de la función de la trompa de Eustaquio (conducto que se encarga de ventilar el oído medio) debido a la hipotonía muscular.
  • Dado que la audición tiene suma importancia en el desarrollo del lenguaje, intelectual y psicológico, es muy importante la detección precoz de la sordera, desde el período de recién nacido.
  • Se pueden presentar también más episodios de rinorrea (secreción nasal) y sinusitis debido a la mayor frecuencia de infecciones de la vía aérea superior, por cambios en la formación de las estructuras de la cara y la cabeza. Esto suele mejorar al crecer porque se agrandan los espacios, crecen las coanas, etc.
  • En relación con la boca y debido al mayor crecimiento de la lengua, sumado a la hipotonía muscular, se favorece la aparición de apneas del sueño y respiración bucal.
  • Todo esto debe ser evaluado junto con el tamaño del tejido adenoideo y amigdaliano ya que muchas veces si bien no está necesariamente muy grande, en el contexto de lo antes explicado, puede ser necesaria una cirugía de adenoides y amígdalas para lograr una vía aérea superior más despejada y minimizar o evitar el síndrome de apnea obstructiva del sueño, con todas sus consecuencias.
  • El papel de otorrinolaringología va por mejorar la calidad de vida de los niños, tratando las patologías y previniendo otras para lograr su mejor desarrollo intelectual.