Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC
Centro Clínico del Cáncer
Contigo en cada momento

Unidad de Prevención del Cáncer

Unidad de Prevención del Cáncer

El Centro Clínico del Cáncer creó la Unidad de Prevención camino a una estrategia integral del screening de esta enfermedad.

 

La Unidad de Prevención del Cáncer representa una iniciativa que busca concientizar a la población acerca de la importancia de modificar factores de riesgo y la realización de exámenes anuales que logren la detección temprana de la enfermedad. Además, su objetivo principal es que estos programas se mantengan durante todo el año con precios preferenciales.

 

Programas de Prevención:

 


¿En qué consisten?

Los programas están enfocados en pacientes asintomáticos que requieran contar con exámenes de screening para estos tipos de cáncer.

El resultado de las distintas evaluaciones del paciente se ingresarán automáticamente a un sistema informático de seguimiento que permitirá avisarle si es que existen hallazgos de riesgo en alguno de los exámenes y, así, recordarle en qué momento controlarse nuevamente.

Cabe recordar que la Unidad de Prevención está ubicada en la Plataforma de Servicios, piso -1 de Clínica Las Condes.

Siete claves para reducir el riesgo de cáncer

Con pequeños cambios en los hábitos de vida, se puede hacer una gran diferencia. Aquí te recomendamos 7 tips de prevención:

  1. No fumar:
    Evitar el tabaco o dejar de fumar es una de las decisiones en salud más importantes que puedes tomar.

    Fumar ha sido relacionado con diferentes tipos de cáncer, incluyendo cáncer de pulmón, vejiga, cuello uterino y riñón. Masticar tabaco se relaciona con cáncer de cavidad oral y de páncreas. Incluso, si no fumas, la exposición al humo (fumadores pasivos) puede incrementar tu riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

  2. Alimentación saludable:
    Es importante seleccionar alimentos saludables al ir al supermercado y al planificar tus comidas diarias, pues ayuda a reducir el riesgo de desarrollar un cáncer.

    Además, los alimentos en alto contenido graso aportan más calorías, lo cual aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad, acrecentando el riesgo de desarrollar la enfermedad.

  3. Mantén un peso saludable e incluye alguna actividad física en tu rutina diaria:
    Mantener un peso saludable reduce el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer tales como mama, próstata, vesícula, útero, colon, páncreas y riñón.

    Como regla general, incluye 30 minutos de actividad física en tu rutina diaria o haz ejercicios al menos 5 veces por semana.

  4. Usa bloqueador solar:
    El cáncer de piel es uno de los más frecuentes, pero también uno de los más prevenibles.

    Evita el sol de mediodía, cubre las áreas expuestas, no olvides el bloqueador solar y evita los solárium y las camas de bronceado, pues producen el mismo daño que la luz natural del sol.

  5. Uso de vacunas
    La prevención en cáncer también considera protección frente a ciertas infecciones virales como la Hepatitis B y el Virus Papiloma Humano.

  6. Evita conductas de riesgo
    Tener precaución y evitar la exposición de enfermedades de transmisión sexual, tales como VIH o Virus Papiloma Humano.

  7. Hazte chequeos médicos regulares:
    Exámenes médicos periódicos (screening) para varios tipos de cáncer como piel, colon, próstata, cáncer de cuello uterino y mama, puede incrementar la probabilidad de detectar un cáncer precozmente, momento en el cual el tratamiento puede significar la curación.