Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro Colorrectal e Incontinencias Pediátricas

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Programa de Manejo Intestinal

 

Programa de Manejo Intestinal

El Programa de Manejo Intestinal del Centro Colorrectal e Incontinencias Pediátricas de Clínica Las Condes ayuda a los pacientes que son incapaces de anticipar o controlar su actividad intestinal, para así mejorar su calidad de vida.

Con este tipo de manejo, el cual se realiza en un contexto ambulatorio durante una semana, casi el 95% de los niños logra un manejo intestinal a través del programa, que también ayuda a evitar una colostomía permanente o dependencia a los pañales, lo que mejora la autoestima y su funcionamiento social.

Objetivos del programa 

Como hemos visto, casi el 60% de los niños operados al nacer de una malformación ano-rectal, aun cuando recibieron una operación técnicamente correcta, pueden sufrir de problemas intestinales funcionales de diferentes tipos.

El objetivo principal del programa de manejo intestinal es mejorar la calidad de vida de estos niños. La buena o mala calidad de vida de cada niño debe ser definida por ese niño y sus padres. Por lo tanto, cada niño debe ser libre de tomar una decisión después de que él/ella aprende acerca de las alternativas ofrecidas.

Por ejemplo un niño que es completamente incontinente tiene las siguientes alternativas:

  • Seguir incontinente y usar pañales de forma permanente
  • Probar el Programa de Manejo Intestinal
  • Tener una colostomía permanente

La clave del éxito del Programa de Manejo Intestinal es la dedicación, el tiempo y la sensibilidad del equipo médico y de la enfermera, quienes están auténticamente interesados en el paciente. Si faltan esos elementos, las posibilidades de éxito del programa son muy bajas.

¿En qué consiste el programa? 

El objetivo principal del Programa de Manejo Intestinal es limpiar el colon por las siguientes 24 horas, consiguiendo así mantener al paciente limpio y sin “accidentes” durante el todo el día y noche. Para lograr esto usamos irrigaciones de colon, enemas, y en ocasiones la manipulación de dieta y medicación.

El programa es un proceso continuo que responde a cada paciente y varía de niño a niño. El éxito de este programa se alcanza generalmente dentro de una semana de proceso y requiere mucha dedicación. Más del 90 por ciento de los niños que siguen este programa están limpios y secos durante todo el día, pueden llevar una vida completamente normal y tener un nuevo sentido de autoestima y confianza, bases para una mejor calidad de vida.

Es inaceptable enviar a un niño(a) con incontinencia fecal a la escuela en pañales cuando sus compañeros de clase ya usan el baño. Los niños que necesitan pañales o que tienen accidentes en la escuela debido a la incontinencia fecal se exponen al ridículo de sus compañeros que pueden dar lugar a secuelas psicológicas adversas.

El primer paso es realizar un estudio de enema de contraste con el fin de conocer el tipo de motilidad colónica del paciente (hipo-motilidad-estreñimiento o hiper-motilidad). El programa de manejo intestinal se implementa de acuerdo al tipo de colon del paciente y los resultados son evaluados todos los días. Los cambios en el volumen y en el contenido de los enemas se realizan hasta que el colon se ha limpiado correctamente. Todos los días de toma una radiografía del abdomen para ver si el colon está vacío.

El manejo intestinal puede ser exitoso para la mayoría de los pacientes con incontinencia fecal, ya que es un problema devastador que afecta alrededor de un 25 por ciento de los pacientes nacidos con malformaciones ano-rectales; a algunos pacientes que han sido sometidos a cirugía por la enfermedad de Hirschsprung; a pacientes nacidos con tumores pélvicos, espina bífida o regresión caudal; y aquellos que han sufrido un traumatismo pélvico severo. El manejo intestinal es un método que puede evitar exitosamente que los pacientes con incontinencia fecal se ensucien. El objetivo es mantener a los pacientes limpios por un período de 24 horas entre los enemas determinando la combinación correcta de concentración y volumen de los ingredientes del enema.

¿Cómo se lleva a cabo el programa? 

El programa de manejo intestinal consiste en ver a los pacientes en forma ambulatoria durante una semana, monitorear la cantidad de heces en el colon con radiografías abdominales diarias, y modificar el contenido, la concentración y el volumen del enema, hasta que el colon se vacíe completamente.

El proceso de administración del enema y el vaciado del colon no debiera tomar más de una hora. El paciente debe recibir el enema en unos 15 minutos, mantener el enema durante 10 minutos y a continuación, sentarse en el inodoro por 45 minutos. Luego permanecen limpios durante 23 horas hasta el siguiente enema.

El manejo intestinal es considerado exitoso cuando la ropa interior del paciente se mantiene totalmente limpia durante 24 horas.

En este programa el manejo intestinal es exitoso en casi el 95 por ciento de los pacientes. Idealmente se debe comenzar a la edad de control de esfínteres para que los niños con incontinencia fecal estén limpios y en ropa interior normal al mismo tiempo que sus pares.

En este programa la tasa de éxito fue mayor en los pacientes con tendencia a la constipación.

Manejo Intestinal para incontinencia fecal en niños con malformaciones ano-rectales 

Cada año, se estima que 1 de cada 4.000 bebés, nacen con malformaciones de ano y / o recto. El ano es la abertura en el extremo del tracto digestivo por donde las heces salen del cuerpo.

El recto es la sección final del intestino grueso que llega hasta el ano. Los niños que nacen con defectos de ano y recto (las malformaciones ano-rectales), pueden beneficiarse de métodos de tratamiento quirúrgico y no quirúrgico como:

Colostomía: La mayoría de los pacientes que nacen con malformaciones ano-rectales reciben una colostomía al nacer y, posteriormente, la malformación es reparada dentro de los próximos ocho meses más o menos. Una colostomía, significa crear un ano artificial (ostoma) para permitir que las heces salgan del cuerpo y se depositen en una bolsa de ostomía.

El Manejo Intestinal: Después de que la malformación se ha reparado, la calidad de vida de los niños con malformaciones ano-rectales se puede mejorar a través del manejo del intestino.

El objetivo de un programa de manejo intestinal es ayudar a los pacientes con incontinencia fecal (incapacidad para controlar voluntariamente los intestinos) a mantener sus intestinos limpios las 24 horas del día y evitar problemas que podrían conducir al aislamiento social. La tasa de éxito es alta, el 95% de los pacientes que se adhieren al Programa de Manejo Intestinal son capaces de mantener sus intestinos completamente limpios.

Planes individualizados 

Para desarrollar un plan de manejo intestinal individualizado para cada paciente, primero se evalúa al niño para determinar la motilidad de colon actual: cómo los alimentos se mueven a través del colon.

Los pacientes con incontinencia fecal se pueden clasificar en dos grandes grupos: los que sufren de estreñimiento y los que tienden a tener diarrea. Cada grupo es manejado completamente diferente.

Para los niños con estreñimiento, el tratamiento se centra en el uso de enemas grandes capaces de limpiar el colon en su totalidad todos los días. En general, estos pacientes no necesitan una dieta especial o medicamentos. El lento movimiento de los residuos a través del colon garantiza que el paciente estará completamente limpio por 24 y a veces 48 horas entre enemas.

Los niños con tendencia a la diarrea reciben un enema más bien pequeño debido a que sus intestinos son fáciles de limpiar. Después del enema, estos niños deben seguir una dieta de constipación especial y medicamento para disminuir la motilidad del colon y garantizar que se mantengan limpios entre enemas.

El programa de manejo intestinal se lleva a cabo mediante ensayo y error durante un período de una semana con visitas diarias a la oficina del Centro Colorrectal e Incontinencias Pediátricas. Se toman radiografías cada día para ver que tan limpio se mantiene el colon.

Éxito del Plan de Manejo 

Una vez que el programa de manejo intestinal ha demostrado ser exitoso, el paciente puede tener una operación llamada apendicostomía continente (procedimiento de Malone). La operación conecta el apéndice (una pequeña pedazo de intestino unido al intestino grueso) con el ombligo y crea un mecanismo de válvula unidireccional. Esto permite que un catéter pequeño (un tubo delgado y flexible), pase a través del ombligo por lo que el niño puede recibir un enema mientras está sentado en el inodoro, pero la válvula evita de escape de heces en otras ocasiones.

El propósito de la operación es mejorar la calidad de vida de estos pacientes, especialmente para cuando se conviertan en adolescentes, dándoles la posibilidad de ser más independientes. Esta operación es realizada sólo si el programa de manejo intestinal es exitoso. El manejo intestinal no tiene éxito en al rededor del 5% de los pacientes. A estos pacientes se les ofrece la opción de colostomía.

Procedimientos de Enemas de Continencia Retrograda (ECA): Permiten que los enemas sean administrados en la parte superior del colon en lugar de a través del recto. Pueden ser prácticos para algunos pacientes, como aquellos con espina bífida que utilizan sillas de ruedas. Sin embargo, nos hemos dado cuenta que muchos niños, que reciben los procedimientos de la ECA antes de someterse al régimen de manejo intestinal exitoso y, que en consecuencia siguen ensuciando. Es el enema, no su ruta, la clave para el éxito.