CLC
CLCCLC
CLC
Geriatría

¿Cuándo recurrir a un geriatra?

¿Cuándo recurrir a un geriatra?
 

Hay varios grupos de adultos mayores que requieren el cuidado de un geriatra:

 
  • Mayores de 65 años años.
    En ellos es necesario enfocar actividades preventivas personales para lograr un envejecimiento exitoso.
    El control anual permite la recomendación de estilos de vida, nutrición, ejercicio físico y actividad mental, exámenes personalizados y vacunas específicas para este grupo de pacientes.

    Permite, además, la detección precoz de disminución de memoria y capacidad cognitiva, pérdidas insignificantes de funcionalidad y estar alerta ante la presencia de signos y síntomas que predicen la aparición de enfermedades, sobre todo de algunos cánceres.
  • Mayores de 65 años.
    Se recomienda ir al geriatra cuando se está con más de tres enfermedades crónicas y que habitualmente ingieren más de cinco fármacos diferentes.

    El foco en estos pacientes es evitar la interacción de medicamentos que produzcan eventos adversos, recomendar actividades para evitar la progresión de las enfermedades o que se agreguen complicaciones de las mismas, manteniendo la capacidad para funcionar en forma autónoma.
  • Pacientes mayores de ochenta años, con o sin patología crónica.
    Estos pacientes presentan disminución de sus capacidades fisiológicas y están expuestos a presentar enfermedades agudas que, con facilidad, necesitan de hospitalización para su mejora.
  • Pacientes que presentan enfermedades propias del envejecimiento, como demencia, incontinencia urinaria, alteraciones de la marcha y osteoporosis, entre otras.
  • Adultos mayores institucionalizados en casas de reposo.