CLC
CLCCLC
CLC
Maxilofacial

Deformaciones bucomaxilofaciales y cirugía correctiva de los maxilares (cirugía ortognática)

Deformaciones bucomaxilofaciales y cirugía correctiva de los maxilares (cirugía ortognática)

La cirugía correctiva de los maxilares –también denominada cirugía ortognática- es una rama de la cirugía máxilofacial que se combina con ortodoncia para solucionar las anomalías dentofaciales, como prognatismo (mandíbula prominente), retrognacia (mandíbula pequeña o retruida) y alteraciones en el equilibrio facial, como excesos verticales y/o asimetrías.

El tratamiento es multidisciplinario, comenzando con una fase ortodóncica pre quirúrgica, donde el ortodoncista acomoda los dientes.

En una segunda etapa, en el quirófano, el cirujano máxilofacial moviliza las estructuras óseas pertinentes mediante osteotomías para lograr una armonía estética y funcional en el territorio facial.

De esta forma, corrige malformaciones que provocan desequilibrios en la cara con el consiguiente menoscabo social, de autoestima de estos pacientes y naturalmente la dificultad de masticación, fonación o dolor facial. El tratamiento ortodóncico continúa por algunos meses después de la cirugía para lograr estabilidad de los resultados a largo plazo.

¿Cuál es la apariencia de un paciente portador de una dismorfosis dentofacial?

Su apariencia es la de una cara con la mandíbula excesivamente grande o excesivamente pequeña.

El mentón puede ser muy prominente y una mandíbula adelantada con respecto al maxilar superior (prognasia), dando un aspecto facial cóncavo, destacando el mentón y un hundimiento de la región de los pómulos y maxilar superior.

Por otro lado la mandíbula puede ser pequeña y retrasada con respecto al maxilar superior (retrognasia), dando un aspecto no armónico a la cara, que puede tomar un perfil convexo, destacando generalmente una nariz excesivamente grande combinada con un mentón pequeño.

Estas dismorfosis producen alteraciones en la función masticatoria y respiratoria de los pacientes.

¿Cómo se ven los dientes con estas alteraciones?

En estas patologías se puede ver los dientes superiores muy adelantados con respecto a los inferiores o que los dientes inferiores se encuentran por delante de los superiores.

¿Cómo es el tratamiento de estos problemas?

El tratamiento se enfoca en equilibrar los maxilares y las estructuras faciales mediante un aumento o disminución de la proyección de la mandíbula, del maxilar y/o del mentón, con el objeto de lograr devolver estética y función. Por otro lado, al equilibrar los tejidos óseos, se logra un excelente resultado en los tejidos blandos.

¿Qué es la ortodoncia preoperatoria?

La ortodoncia preoperatoria es la preparación de los dientes para que coincidan en la mordida una vez operado el paciente. Si bien, antes de la operación los dientes parece que se alejan de la oclusión normal, tras la operación éstos encajan.

¿Cómo es la cirugía?

La cirugía consiste en el avance o retroceso de los maxilares que se fijan (con miniplacas de titanio), una vez lograda su posición definitiva. Generalmente, se moviliza también el mentón para lograr el aspecto deseado. Es una cirugía bien tolerada y no dolorosa.

¿Cómo es el postoperatorio?

El postoperatorio dura alrededor de tres semanas. Generalmente, es necesario el uso de elásticos ortodóncicos para ajustar la posición de la mordida. El paciente puede abrir la boca en todo momento. Sólo en algunas situaciones excepcionales se mantiene la boca cerrada por un periodo para evitar complicaciones.

¿Qué es la ortodoncia postquirúrgica?

La ortodoncia postquirúrgica es la fase de afinamiento en el ajuste oclusal que se realiza después de la cirugía. Se hace para que la mordida (oclusión) quede funcional y no tenga los pequeños desajustes normales tras la cirugía.

¿Qué resultados puedo esperar de esta cirugía?

Los cambios estéticos son importantes, logrando una cara armónica y equilibrada. Los dientes encajarán entre ellos de manera correcta, lo que le permitirá alimentarse, sonreír, respirar y hablar de mejor manera.