Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
 
 

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Nuestra Especialidad

Vida Sana

Ejercicio y vida saludable
El ejercicio físico es más que salud: 

 

La situación nutricional de niños y jóvenes puede mejorarse diseñando una estrategia que incida sobre el conocimiento, la actitud y la conducta. La práctica deportiva es conveniente, más allá de sus beneficios físicos, por su contribución a la formación integral de la persona y al desarrollo psíquico necesario para alcanzar la madurez.

Más líquidos: En general, los jóvenes toman menos cantidad de líquido de lo aconsejado. Se debe aumentar el consumo de agua, jugos o bebidas hasta un mínimo de 2 – 2,5 litros al día.

Compromiso de la administración: Los poderes públicos tienen una responsabilidad clave al decidir los programas de educación en los colegios, institutos y universidades y en la planificación del entorno urbanístico.

El urbanismo debe contribuir: Desde el punto de vista urbanístico, las ciudades deben recuperar y desarrollar espacios que permitan la práctica de estos hábitos de vida saludable.

Equilibrio para el bienestar: En resumen, una alimentación variada y equilibrada, junto con un aumento de la actividad física, tienen una repercusión positiva en la salud y bienestar.

Importancia del ejercicio físico No cabe duda que la actividad física regular ofrece una serie de posibilidades para "verse y sentirse mejor". Éstos son algunos de los beneficios con que el ejercicio físico contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas: 

 

  • Aumenta la resistencia a la fatiga e incrementa la capacidad para el trabajo físico y mental.
  • Ayuda a combatir la ansiedad, la depresión y el estrés mental.
  • Mejora la capacidad para conciliar el sueño.
  • Provee una manera sencilla para compartir actividades con amigos y familiares, contribuyendo a mejorar aspectos sociales.
  • Ofrece mayor energía para las actividades diarias.
  • Tonifica los músculos e incrementa su fuerza.
  • Mejora el funcionamiento de las articulaciones.
  • Contribuye a la pérdida de peso cuando esto es necesario.
¿Cómo ejerce el ejercicio físico sus efectos beneficiosos?  

 

Sobre el Corazón

  • Disminuye la frecuencia cardiaca de reposo y, cuando se hace un esfuerzo, aumenta la cantidad de sangre que expulsa el corazón en - cada latido. De esta manera la eficiencia cardiaca es mayor "gastando" menos energía para trabajar.
  • Estimula la circulación dentro del músculo cardiaco, favoreciendo la "alimentación" del corazón.

Sobre el sistema circulatorio

  • Contribuye a la reducción de la presión arterial.
  • Aumenta la circulación en todos los músculos.
  • Disminuye la formación de coágulos dentro de las arterias, con lo que se previene la aparición de infartos y de trombosis cerebrales.
  • Actúa sobre el endotelio, que es la capa de células que tapiza por dentro a las arterias segregando sustancias de suma importancia para su correcto funcionamiento, mejorando su actividad y manteniéndolo sano y vigoroso.
  • Todo esto por una acción directa y a través de hormonas que se liberan con el ejercicio.
  • Mejora el funcionamiento venoso previniendo la aparición de varices.

Sobre el tabaquismo

  • Los individuos que realizan entrenamiento físico, dejan el hábito de fumar con mayor facilidad y hay una relación inversa entre ejercicio físico y tabaquismo.

Sobre los aspectos psicológicos

  • Aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental. Se produce liberación de endorfinas, sustancias del propio organismo con estructura química similar a morfina, que favorecen el "sentirse bien" después del ejercicio (sin, por supuesto, los efectos malos de la droga).
  • Disminuye el grado de agresividad, ira, ansiedad, angustia y depresión.
  • Disminuye la sensación de fatiga.
Correcta alimentación  

 

Una incorrecta alimentación puede provocarnos carencias, como apatía, irritabilidad, cansancio, pérdida de interés hacia las cosas y, en definitiva, un estado general de malestar.

Las carencias ocasionan trastornos sobre la salud de los individuos, pero también el excesivo consumo de alimentos provoca cuadros de enfermedad. Los países de alto nivel de vida y gran poder adquisitivo tienen problemas de obesidad, colesterol, caries, arteriosclerosis, causas que también inducen a la muerte por infarto, trombosis, cirrosis, etc.

Enfermedades como las carencias o las producidas por exceso o desequilibrios de alimentación se pueden evitar en gran parte o al menos prevenirlas con una dieta equilibrada que recoja lo que nuestro cuerpo necesita para funcionar.

Una correcta alimentación pasa por realizar cinco comidas diarias: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.

El desayuno es una de las comidas fundamentales del día, mejora el rendimiento físico e intelectual, permite equilibrar el consumo de calorías, puede ayudar a prevenir la obesidad en niños y contribuir a conseguir una dieta más equilibrada. Un desayuno completo es aquél que está compuesto por lácteos o derivados, cereales y frutas o jugos naturales.

A media mañana se debe realizar una ingesta moderada de alimentos, un yoghurt descremado y fruta o un café y una tostada con tomate y aceite de oliva son algunos ejemplos.

El almuerzo debe contener alimentos de los diferentes grupos de la pirámide alimenticia. La preparación culinaria debe ser sencilla, optar por carnes y pescados a la plancha, hervidos o asados, evitando abusar de los fritos, acompañamientos compuestos por ensaladas o verduras, elevar el consumo de pescado en detrimento del de carne, y postres a base de fruta es lo más recomendable para realizar una dieta mediterránea saludable y equilibrada.

En la merienda debemos completar el aporte energético del día. Frutas, productos lácteos o bocadillos son una buena opción.
La cena debe estar compuesta por los alimentos de la pirámide que aún no hayamos ingerido a lo largo del día. Es recomendable consumir alimentos de fácil digestión, como las cremas de verduras o sopas, pescados o filetes de pollo a la plancha, ensaladas.

Los Beneficios de la Actividad Física 

 

Estudios demuestran que existe una estrecha relación entre la actividad física y la esperanza de vida de las personas. La actividad física puede evitar o retardar la presencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, osteoporosis, cáncer de colon y otras complicaciones asociadas al sobrepeso y la obesidad. Pero los beneficios de la actividad física van más allá de la prevención de enfermedades.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ejercicio también mejora el ánimo, estimula la agilidad mental, alivia la depresión y facilita el tratamiento del estrés. Asimismo, a largo plazo, eleva el nivel de autoestima y aumenta la integración e interacción social.

La realización de ejercicio en forma regular provoca los siguientes fenómenos en el organismo:

  • Nivel cardiovascular: Refuerza las paredes del corazón y aumenta su masa muscular. Evita la acumulación de colesterol en las paredes de las arterias, aumenta su elasticidad y mejora la circulación.
  • Nivel metabólico: Aumenta el HDL (colesterol bueno) y disminuye el LDL (colesterol malo), mantiene adecuadamente los niveles de glucosa y mejora la actividad desintoxicadora.
  • Nivel óseo: Produce mejoras en la composición ósea, aumentando la retención de minerales. Estructuralmente, mejora la masa ósea y fortalece los elementos constitutivos de la articulación (cartílago, ligamentos, etc.)
  • Nivel muscular: Aumenta la cantidad de las proteínas en el músculo, fortaleciendo estructuralmente las fibras musculares y tendones. Funcionalmente, hay mayor fuerza y resistencia, más elasticidad y mejora de la coordinación motriz.
  • Nivel respiratorio: Aumenta la fuerza, resistencia y elasticidad en los músculos y órganos que intervienen en la respiración.
  • Nivel psicosocial: Mejora el bienestar general de las personas. Ayuda a descargar tensiones y a mejorar el nivel de autoestima.

Decálogo para una vida saludable


Equilibrio: Una buena alimentación, ejercicio físico y un modo de vida saludable previenen enfermedades y aseguran la calidad de vida.

Educación: La educación nutricional y el fomento del deporte debe iniciarse desde la infancia. Esto debe ser una prioridad para nuestra sociedad.

Ejemplo: Los adultos deben dar buen ejemplo con hábitos alimentarios saludables a los niños y adolescentes

Pautas saludables: Es responsabilidad de los educadores y de los padres establecer los hábitos de vida saludables sobre nutrición, fomentando a la vez la práctica deportiva y limitando las actividades ligadas al ocio sedentario, como un exceso de horas ante el televisor, el computador o los videojuegos.

Comer de todo es comer sano: Los alimentos no son “buenos” o “malos”, lo que importa es el equilibrio y la proporción.

Calendario Menstrual

 

Calculador del Ciclo

 

Día a día de tu Ciclo

 

Pictograma