Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC
Maternidad
Un sitio pensado especialmente para ti

Primer mes de embarazo

Primer mes de embarazo
 

El primer mes puedes sentir cambios muy sutiles que se pueden confundir con síntomas premenstruales como congestión mamaria y sensación de peso en la pelvis.

En ocasiones puedes tener un cambio en tus sentidos del olfato y gusto prefiriendo u odiando olores o comidas que antes no lo hacías.

Tu sospecha más formal de embarazo ocurre con la ausencia de regla. Si esto ocurre, puedes realizar un test de embarazo o contactar a tu ginecólogo.

Es importante mencionar que en ocasiones un sangrado algo escaso y atípico puede ocurrir en un embarazo (sangrado de la implantación) en la fecha cercana a la esperada para la regla. Se diferencia de una regla justamente en ser diferente, habitualmente escasa y de color oscuro o café, en comparación con tu regla habitual.

Las náuseas y vómitos pueden aparecer hacia el final del primer mes para lo que debes fraccionar tus alimentos generando mayor número de comidas pero con menor volumen por vez; lo mismo ocurre con los líquidos. Si aún así las molestias empeoran, es bueno contactar a tu ginecólogo.

Tu hijo (a) está en su período inicial de embriogénesis que va desde el óvulo fecundado que se divide en múltiples células, las que se van especializando en formar cada tejido del cuerpo. Es un ciclo muy importante porque es aquí donde ocurre la mayoría de los problemas -muchas veces graves- en el desarrollo que lleven a una malformación.

Tu alimentación debe ser saludable y, cuando sepas de la posibilidad de embarazo, coméntalo con tu médico en caso de requerir algún fármaco. Lo mismo va en el consumo de alcohol y tabaco.

Desde el punto de vista médico, a las 5 semanas desde la última regla o tercera de embarazo real (por cuanto la fecundación suele ocurrir más o menos 14 días después de la regla) tu ginecólogo puede ver un saco adentro del útero por ecografía transvaginal. De todas formas al inicio se verá sólo el saco, sin embrión aún.

La visualización del embrión ya es posible desde el final de la semana 5, o el inicio de la semana 6, y los latidos del corazón visibles en la ecografía son habitualmente después de la semana 6.

 

Conoce cómo avanzará tu embarazo durante el segundo mes, acá