Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC

Manchas de nacimiento

Al nacer, algunos niños presentan en su piel manchas rojas o violáceas, que pueden corresponder a hemangiomas o malformaciones vasculares, en ocasiones difíciles de diferenciar en forma temprana.


Con un aspecto variable que puede ir desde una mancha roja aplanada a lesiones nodulares profundas de color rojo-violáceo los hemangiomas son uno de los tumores benignos más frecuentes de la infancia.

Y si bien a primera vista pueden resultar llamativos y algo chocantes, la mayor parte de los casos involuciona en forma espontánea con el correr de los años.

“Generalmente son únicos, por lo que si existen más de seis en la piel es necesario buscar la presencia en otros en órganos internos como el hígado, pulmón y cerebro. El peligro radica en que durante la fase de crecimiento puedan ulcerarse o sangrar, lo que ocurre con frecuencia cuando están presentes en el área del pañal. También son peligrosos cuando se localizan en orifi cios naturales del cuerpo como nariz, oído, boca o ano, ya que pueden ser comprimidos u obstruidos. Incluso, cuando afectan los párpados pueden provocar la ceguera si no se tratan en forma rápida, por lo que esa localización constituye una verdadera emergencia”, sostiene la doctora Christel Bolte, dermatóloga infantil de CLC.

El diagnóstico se basa en el 90% de los casos en un examen clínico y sólo en ocasiones puntuales se requieren exámenes de imágenes como ecografía doppler o resonancia nuclear magnética (para determinar su extensión y/o posible compromiso de otros órganos). La biopsia de piel, en tanto, sólo se plantea cuando se sospechan otros tumores vasculares.


Cómo manejarlos


Respecto de la importancia de la salud emocional de la madre, el doctor Villalón explica que se produce un círculo vicioso. “Los niños y sus padres funcionan como un sistema sicosomático cerrado y muchas veces las mujeres llegan a la casa estresadas, lo cual es percibido por la guagua reaccionando en forma de llanto. Ante eso la mamá se angustia y la guagua llora más todavía y mientras llora va también tragando aire, lo cual acentúa aún más el dolor de los cólicos”, advierte. Así, el manejo de los cólicos debe considerar mecanismos que tiendan a tranquilizar tanto a la madre como al bebé.

El Dr. Villalón hace hincapié en el hecho de que los pediatras deben evaluar la situación y determinar con certeza si se trata de algo normal y no patológico. “De esa manera, despejando las dudas, la madre estará en mejores condiciones de calmar a su hijo”, puntualiza. Además, se debe observar la dieta materna y enseñar técnicas que ayuden a eliminar gases como los masajes infantiles.

“En casos extremos el pediatra puede indicar también gotas antiespasmódicas”, agrega.
Cuando preocuparse A diferencia del cólico fi siológico, que tiende a darse en las tardes, el cólico patológico aparece a distintas horas del día y el niño puede ver difi cultada su alimentación e interacción con el medio. “Entre sus causas puede haber refl ujo gastroesofágico con esofagitis, alergia a la proteína de la leche de vaca y el tratamiento dependerá entonces de la patología que los esté originando”, asegura el doctor Hernán Villalón.


¿Cómo debe tratarse?


De acuerdo a lo que sostiene la doctora Bolte, generalmente los hemangiomas involucionan o desaparecen solos. Sin embargo, deben ser observados por un dermatólogo en forma periódica cada 3 a 6 meses. “Sólo el 10% de los casos requiere un seguimiento más estricto y tratamiento específi co. Corresponde a aquellos que crecen en forma rápida y se ulceran, que están localizados en áreas peligrosas (cerca de orifi cios corporales) o que por su extensión puedan producir un compromiso funcional o estético importante”, agrega la especialista. El tratamiento se basa en la administración de corticoides orales o inyectados en la lesión, en especial durante la fase de crecimiento.

“Cabe destacar que en la actualidad existen algunos reportes de casos tratados exitosamente con otro compuesto (Propanol), que no tendría los efectos secundarios de los corticoides”, subraya la doctora Bolte. Por otra parte, la profesional advierte que la cirugía se realiza en casos de emergencia, “por ejemplo, cuando ocluyen el ojo o la vía aérea, o cuando no responden a los corticoides orales.

También se realiza en hemangiomas nasales para evitar deformaciones estéticas y en aquellos tumores involucionados que dejaron un tejido fibroadiposo residual no aceptable en términos estéticos”.


Para tener en cuenta


  • Los hemangiomas corresponden a tumores vasculares benignos, que se originan por una proliferación de célulasendoteliales.
  • En su mayoría se trata de lesiones superfi ciales (en 60% de los casos), aunque también pueden ser profundos (15%) o mixtos (15%).
  • Su ubicación más frecuente es la cabeza, seguida del tronco y las extremidades.
  • Sólo 1/3 de estos tumores está al momento del nacimiento.
  • El resto aparece entre la 1ª y 4ª semana de vida.
  • Afectan a 10% de los niños de hasta un año de vida y a 23% de los prematuros.
  • Son 3 a 5 veces más frecuentes en niñas que en niños.
  • Crecen muy rápido en los primeros 6 meses de vida, luego permanecen estables entre el año y los dos años y fi nalmente involucionan espontáneamente en forma gradual.
  • El 50% desaparece a los 5 años y el 70% a los 7 años.

Otras manchas


Los hemangiomas deben diferenciarse de las malformaciones de vasos sanguíneos, ya sean capilares, venas, arterias o vasos linfáticos, que por lo general están presentes al nacimiento,crecen proporcionalmente con el niño y, a diferencia de los primeros, no desaparecen nunca.

“Otras lesiones de aspecto vascular muy frecuentes en los recién nacidos son las manchas rosadas en la frente, nuca o párpados, denominadas ‘manchas salmón’ y/o erróneamente ‘hemangiomas planos’, que orresponden a vasos sanguíneos fetales persistentes y que generalmente desaparecen al año o dos años de vida, salvo en la nuca, donde el 50% puede permanecer hasta la vida adulta”, asevera la especialista.

Con la colaboración del Departamento de Dermatología de CLC Christel Bolte.


Ubicación y videos


 

Visítanos 

Ubicación


Pediatría
Edificio 4 Rojo,
Piso 3

 

Horario de Atención


Lunes a viernes
de 8:30 a 20:00 hrs.