Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC

Pie Plano

Si bien se le han atribuido grandes “males” para la salud, lo cierto es que se trata de una afección habitual, que en la mayor parte de los casos remite en forma espontánea.


Muchos de nosotros como padres tuvimos que usar en nuestra niñez las tradicionales plantillas para corregir el pie plano. Sin embargo, durante los últimos años se ha demostrado que esta afección definida como la pérdida o ausencia del arco longitudinal del pie es un problema fisiológico, que generalmente se soluciona por sí solo alrededor de los cuatro a cinco años de edad.

“El pie plano flexible es un hecho considerado como normal en un gran porcentaje de la población menor de 4 años y, la mayor parte de las veces, no presenta ninguna alteración funcional. En términos generales, corresponde a la imposibilidad de mantener el arco longitudinal del pie al estar éste con apoyo, lo cual se revierte (se logra formar el arco) al no tener carga. Esto lo diferencia del pie plano rígido, donde el pie se presenta permanentemente plano con y sin carga, por lo cual es considerado patológico”, explica el doctor Roberto Raimann, traumatólogo infantil de CLC.

De acuerdo a lo que sostiene el especialista, el pie plano flexible tiene una evolución normal y no requiere ningún tipo de tratamiento. “El uso de plantillas no corrige el pie plano y en la actualidad su indicación está restringida sólo a aquellos pacientes que manifiestan algún tipo de síntomas o molestias durante la realización de ejercicio físico.

Es decir, permite aliviar temporalmente un dolor específico, pero está comprobado que no produce una corrección del pie plano como tal”, detalla el profesional.

A juicio del doctor Raimann, muchos padres se afligen cuando ven que sus hijos no presentan el arco longitudinal del pie lo que se observa, por ejemplo, cuando se salen de la piscina y la huella se marca completa, debido a que a través de generaciones se le han atribuido grandes males para la salud. “Se ha dicho de todo, desde que produce adenoides y problemas respiratorios hasta trastornos en la marcha y la columna. Eso no es verdad y lo importante es que los padres no se angustien sino que comprendan que se trata de un proceso fisiológico normal, que en la mayor parte de los casos remite en forma espontánea.

Un mínimo porcentaje de los niños permanece con pie plano en la adolescencia o edad adulta, donde en casos muy específicos existe la alternativa de una intervención quirúrgica, que permite corregir la alteración”.

Por lo tanto, ¿qué hacer si su hijo tiene pie plano? Antes que nada, tenga presente que es un proceso fisiológico normal, que en la mayor parte de los casos remite en forma espontánea alrededor de los cinco años de edad. Si su hijo manifiesta algún tipo de dolor o molestia, consulte con un especialista para que realice una evaluación y diagnóstico preciso.


Para tener en cuenta


  • Más que una marca de zapato en particular, lo importante es que el calzado que elija para sus hijos sea cómodo, flexible y firme en la parte de atrás. De hecho, no es necesario que sea de suela y puede perfectamente ser una zapatilla deportiva.
  • Si bien no está demostrado que la falta de desarrollo de la musculatura del pie juegue un rol importante en la incapacidad para formar el arco del pie, es recomendable que permita a sus hijos jugar descalzos y que en ocasiones traten de pararse en la punta de los pies.
  • Procure un adecuado control del peso corporal, porque en niños hiperlaxos con sobrepeso el pie plano suele hacerse más evidente.

Con la colaboración del Departamento de Traumatología de CLC. Roberto Raiman.


Ubicación y videos


 

Visítanos 

Ubicación


Pediatría
Edificio 4 Rojo,
Piso 3

 

Horario de Atención


Lunes a viernes
de 8:30 a 20:00 hrs.