Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC

Dolores del crecimiento

Son motivo frecuente de consulta por parte de los padres, ya que la intensidad de las molestias provoca angustia tanto en ellos como en los niños.


En un principio nos asustamos mucho, no entendíamos qué podía pasarle a nuestro hijo, ya que despertaba en la mitad de la noche y a veces llegaba a llorar de dolor. Yo lo revisaba bien por todas partes y nunca veía nada, lo que nos preocupaba todavía más”, cuenta María Soledad, mamá de Domingo de 8 años.

Los comúnmente llamados dolores de crecimiento, son motivo frecuente de consulta en pediatría y se refieren a las molestias que presentan algunos niños en las noches y en ocasiones, de gran intensidad. “Suelen aparecer repentinamente en las extremidades inferiores y, después de un período variable, ceden espontáneamente. Al día siguiente el niño despierta como si nada hubiera ocurrido”, explica el doctor Benito González, pediatra inmunólogo de CLC.

Por lo general, las explicaciones que reciben los padres respecto de estas molestias dicen relación con el período de crecimiento en que están los niños en esta etapa de la vida. Sin embargo, los diversos estudios que se han efectuado hasta la fecha no han podido confirmar lo anterior.

“En efecto, pareciera que estas molestias tienen diversas causas, siendo una de las más significativas, el nivel de percepción o umbral que tienen estos niños frente a diversos estímulos, entre ellos, los dolorosos. Para ser más claros, una persona que no tiene estas molestias reacciona frente a un estímulo determinado con una intensidad grado 3; estos niños, frente al mismo estímulo, lo perciben como grado 10.

No se sabe exactamente por qué tienen estas características, pero suelen parecerse a aquellas reacciones dolorosas no inflamatorias que experimentan algunos adultos en enfermedades como la fibromialgia, cuyo componente esencial es justamente una mayor percepción del estímulo doloroso”, agrega el especialista.


¿Que Hacer?


Además del umbral disminuido del dolor, es frecuente encontrar en estos niños un cierto grado de hiperlaxitud articular, lo que presupone que frente al ejercicio diario sus articulaciones tienden a tener mayor movilidad que lo normal. “Esta condición, que se ve también en niños mayores, produce dolores transitorios que están estrechamente relacionados con la actividad física del día”, asevera el doctor González.

Otras investigaciones han analizado la forma en cómo circula la sangre por estas articulaciones, sin encontrarse anormalidades de importancia. En relación a la actitud o características de los padres agrega el pediatra, no se ha comprobado un mayor grado de problemas emocionales, pero sí puede destacarse un mayor porcentaje de madres con características de tipo ansiosas o angustiosas.

“Los padres deben saber que estas molestias son benignas, que pueden tener varias causas y que no guardan relación con el mayor o menor grado de crecimiento. Luego de estudiarlas, los médicos habitualmente aconsejan tratarlas con masajes, fisioterapia (ejercicio) y, en casos más resistentes, el empleo de fármacos antiinflamatorios antes de dormir. El pronóstico es muy bueno, ya que con el tiempo tienden a desaparecer por completo”, subraya el doctor González.


Para tener en cuenta


Los dolores de crecimiento siempre ocurren en la noche y los niños suelen despertar de dolor. Sin embargo, es importante tener presente que al observar las zonas afectadas, éstas nunca aparecen hinchadas o enrojecidas y que al día siguiente el dolor desaparece totalmente.

En cambio, cuando se presenta dolor en la tarde, éste continúa al día siguiente (e incluso puede extenderse por dos o tres días más) y en el examen físico se observa un aumento de volumen en la zona afectada, puede tratarse de una artritis reumatoidea juvenil. Por esto, el diagnóstico de los dolores de crecimiento es fundamentalmente clínico, pero también de exclusión, donde es importante tomar exámenes de sangre que permitan descartar problemas hematológicos como leucemia o reumatológicos, como artritis reumatoidea”, advierte el doctor.

Con la colaboración del Departamento de Pediatría de CLC. Benito González


Ubicación y videos


 

Visítanos 

Ubicación


Pediatría
Edificio 4 Rojo,
Piso 3

 

Horario de Atención


Lunes a viernes
de 8:30 a 20:00 hrs.