Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc

NOTICIAS

VIDEO

 

Twitter

 

Facebook

  

Noticias

¿Te gusta lo salado? La explicación podría estar en tus genes

CENTROS-Y-ESPECIALIDADES

La dificultad de controlar la ingesta de sal en personas con enfermedad al corazón se debe a la genética.



La revista científica Circulation dio a conocer un estudio de la Universidad de Edimburgo y el Centro BHF de Ciencia Cardiovascular (Reino Unido), que da algunas luces sobre por qué algunas personas prefieren la comida salada, incluso cuando están conscientes de que su consumo les daña la salud porque aumenta su presión arterial.

Este descubrimiento permitiría que en el futuro se cree un medicamento que ayude a quienes sufren del corazón a controlar su ingesta de sal.

Para el experimento, los científicos se fijaron en un gen que es conocido por estar relacionado con la presión arterial en los seres humanos aunque todavía no se sabe bien como funciona. Ubicaron este gen en las células del cerebro de un grupo de ratones y lo eliminaron. ¿El resultado? Al extraer este gen, los ratones desarrollaron un fuerte apetito por la sal cuestión que demostraron al estar frente a dos fuentes de agua, una salada y otra potable. Los animales consumieron tres veces más el agua salada que la potable en comparación con los ratones no modificados.

Además, demostraron que aquellos que bebían agua salada tenían una presión arterial más alta, pero cuando se les retiró, la presión arterial regresaba a la normalidad.

Los resultados sugieren que este gen posee un rol importante en el control del apetito por la sal y también en el aumento de la presión arterial.

El próximo paso es investigar si un fármaco que ya está siendo utilizado en el tratamiento de enfermedades del corazón en algunos países  puede ayudar a mantener un bajo consumo de sal bajo.

El doctor Matthew Bailey, líder del estudio señaló que en el Reino Unido “habitualmente se come mucho más sal de la que el cuerpo necesita y eso daña el corazón, los vasos sanguíneos y. riñones. Nuestro estudio muestra que tenemos una unidad genética de consumo de alimentos salados. Comprender cómo funciona este proceso ayudará a reducir la cantidad de sal que comemos y hacer que sea más fácil para las personas que siguen dietas bajas en sal".
 

Noticias Relacionadas

Hombre sentado

Alteraciones del ritmo cardíaco: ¿Cuándo consultar?

Siempre es bueno que una persona con sospecha o síntomas que sugieran una arritmia o alteración cardíaca consulten a un cardiólogo para evaluación y ver cuáles son los mejores exámenes para el diagnóstico y definir si requiere o no tratamiento.

Leer más
Mujer sin oxígeno agotada

¿Qué es la hipertensión pulmonar?

Así como existe la hipertensión arterial que uno se mide en el brazo, también existe la hipertensión arterial pulmonar, que es una estrechez localizada en las pequeñas arterias del pulmón. Conoce más a continuación.

Leer más