CLC
CLCCLC
CLC
Cirugía Adultos

Tipos de hiperhidrosis

Tipos de hiperhidrosis
Hiperhidrosis localizada o primaria
 

La hiperhidrosis localizada afecta al 2 o 3 por ciento de la población general de hombres y mujeres, tratándose de la forma más frecuente.

Se presenta desde la infancia, aumentando severamente en la pubertad y adolescencia, para luego disminuir en la adultez tardía.

Se conoce que entre un 25 y un 50 por ciento de los pacientes tienen una historia familiar de hiperhidrosis.

¿En qué consiste?

Esta condición, sin causa aparente, no es una enfermedad, sino un trastorno primario de la regulación del sistema nervioso autónomo que provoca una sobreestimulación de las estructuras cerebrales que controlan la producción del sudor.

Esta condición ocurre de forma espontánea e intermitente, pronunciándose ante situaciones de estrés emocional y con altas temperaturas, mientras que desaparece durante el sueño.

Este tipo de hiperhidrosis es denominada localizada porque afecta a zonas determinadas del cuerpo, tales como cara, axilas, palmas de las manos y plantas de los pies que son tratados tanto dermatológicamente, como a través de una cirugía.
 

Hiperhidrosis generalizada o secundaria
 

La hiperhidrosis generalizada es aquella en la cual la persona sufre de una hipersudoración de todo el cuerpo.

Es poco frecuente y habitualmente se presenta como manifestación de una enfermedad subyacente como: infección, tumor, trastornos hormonales, trastornos neurológicos, enfermedades cardiovasculares o del aparato respiratorio o por efecto secundario de algún medicamento.

Según los especialistas, el desafío de este de tipo de hiperhidrosis consiste en descubrir cuál es su causa, para lo cual se deben de realizar una serie de estudios de laboratorio e imágenes con el fin de elegir el mejor tratamiento para cada paciente.
 

¿Tienes hiperhidrosis? Consulta con nuestros especialistas
 

Nuestros cirujanos adultos pueden ayudarte a encontrar el mejor tratamiento para tu hiperhidrosis. Consulta con ellos acá.