CLC
CLCCLC
CLC
Nefrología

Diálisis

Diálisis

Una buena diálisis es la que hace estar y sentirse bien al paciente que la necesita. El proceso requiere de paciencia y bastante tiempo de dedicación. Además, el enfermo debe sentir confianza de estar en buenas manos y con la mayor comodidad posible.

Seguridad que marca la diferencia

La diálisis es un procedimiento que consiste en la depuración o limpieza de la sangre de pacientes que tienen una insuficiencia renal, ya sea aguda o crónica.

Los riñones son los órganos encargados de eliminar las sustancias que el cuerpo no necesita como urea, fosfato, ácido úrico y potasio. Además, son los responsables de mantener una adecuada cantidad de sal y agua en el cuerpo. Al no poder cumplir bien estas funciones, es necesario suplirlas a través de un tratamiento de diálisis.

Poder elegir el propio tratamiento

Los pacientes que sufren de insuficiencia renal crónica tienen dos posibilidades complementarias de tratamiento: la diálisis y el trasplante de riñón. En el caso de dializarse, Clínica Las Condes ofrece al enfermo tres alternativas, dependiendo de sus intereses y comodidad:

  • Hemodiálisis crónica en la clínica
    La diálisis es realizada en una unidad especialmente equipada para ello, con tecnología de punta y los mejores especialistas en esta área. El enfermo está constantemente atendido. El tratamiento se efectúa con una máquina. Su duración es de cuatro a cinco horas y se repite tres veces a la semana. Es muy bien tolerado.
  • Diálisis perotineal
    Es otro sistema de diálisis, en el que la sangre no es filtrada por una máquina, sino por la membrana peritoneal (membrana que contiene la vísceras en el abdomen). Para ello, el paciente tiene un catéter intraperitoneal y recambia, cuatro veces al día, dos litros de líquido, llamado líquido de diálisis. El proceso demora entre 30 a 40 minutos cada vez. Otra posibilidad es el recambio automático de líquido de diálisis, efectuado por una máquina durante la noche, mientras la persona duerme. La ventaja de la diálisis peritoneal es que el paciente se realiza su propia diálisis y por lo tanto, puede tener mayor libertad para realizar sus actividades propias, guardando su independencia.

Esperanza concreta de transplante

Otra de las grandes ventajas que ofrece Clínica Las Condes a sus pacientes que se dializan es la posibilidad de entrar en una lista de espera para trasplante de riñón.

En Chile, las estadísticas señalan que de cada cien personas en diálisis, 14 se encuentran en lista de espera para trasplante. En Clínica Las Condes, esa cifra se duplica. La experiencia demuestra que los enfermos que poseen las características necesarias para un trasplante, tiene la esperanza concreta de recibir un riñón en un período de 12 a 18 meses.

El Centro de Enfermedades Renales trabaja en coordinación con la Unidad de Trasplante para que el paciente tenga la seguridad y confianza de que su enfermedad es seguida y controlada en forma minuciosa, optando siempre por los mejores métodos de recuperación.

  • Pacientes en estado crítico
    Los pacientes que sufren de insuficiencia renal aguda, deterioro rápido y generalmente irreversible de la funciones de los riñones, no pueden ser trasladados al Servicio de Hemodiálisis debido a su delicado estado de salud. Para ellos, la diálisis se realiza en la UTI, Unidad de Tratamiento Intermedio, o en su pieza de hospitalización.
  • Sólo especialistas en diálisis
    El Servicio de Hemodiálisis es atendido por nefrólogos y enfermeras especializadas en diálisis. Cada turno de diálisis cuenta con un médico que supervisa el desarrollo del proceso, y enfermeras que le brindan al paciente una atención continua. Junto con esto, cuenta con auxiliares de enfermería y técnicos en diálisis al servicio de cada paciente; así, todo está bajo control.
  • Dializarse con agrado
    El tiempo que demora la hemodiálisis es bastante considerable. Durante esas cuatro o cinco horas, el paciente debe sentirse lo más cómodo posible y en un ambiente agradable y tranquilo. Con este propósito, el Servicio de Hemodiálisis posee dos amplias salas, muy iluminadas con vista al jardín y seis cómodos asientos cada una. Los enfermos pueden ver televisión, oír música o, si prefieren, dormir durante el tiempo que dura el tratamiento.
    La idea es que el paciente tenga un momento de relajo y esparcimiento durante la diálisis, para que el proceso pueda ser lo más grato posible.
  • Control de emergencias
    Otra de las cualidades de dializarse en Clínica Las Condes es el acceso rápido al Laboratorio y a toda la infraestructura de la Clínica, lo que permite atender una urgencia rápidamente. Esto le otorga a nuestros pacientes tranquilidad y seguridad.