BlogVolver al blog

doctor realiza ecografía

¿Cuándo hacer una ecografía abdominal?

25 de febrero, 2021 Tratamiento y Recuperación
Este examen, no invasivo y de bajo costo, permite explorar tanto la pared como el contenido del abdomen para determinar si existe alguna alteración en este segmento del cuerpo. Para su preparación, sólo se requiere estar en ayunas por 4 horas.

El principal objetivo de la ecografía abdominal es visualizar algunas características de los órganos intraabdominales, determinando su tamaño, su forma y la presencia de quistes, nódulos benignos o malignos, engrosamiento de estructuras del estómago o asas intestinales y presencia de cálculos o pólipos en la vesícula, entre otros, explica el doctor Andrés 0’Brien, jefe del Servicio de Radiología de Clínica Las Condes.

Además, es una herramienta muy valiosa para caracterizar con mayor precisión masas palpables de la pared abdominal o defectos en su continuidad estructural -como pueden ser las hernias-, screening de tumores en pacientes de riesgo y en quienes no pueden recibir medio de contraste y también es un examen de rutina en el seguimiento del embarazo. 

Por otra parte, la ecografía abdominal también puede servir de guía para procedimientos mínimamente invasivos como drenajes percutáneos de abscesos o biopsias de masas para aclarar su naturaleza benigna o maligna. 

Las grandes ventajas de la ecografía abdominal son su bajo costo y rapidez, ausencia de radiación y que no es un examen invasivo. Además, demora sólo entre 7 y 10 minutos.



Sin embargo, es importante destacar que es fundamental que el examen sea realizado por un médico radiólogo con conocimiento en las distintas patologías.
 

Principales alteraciones que puede detectar una ecografía abdominal:

 

Alteraciones que constituyen enfermedades:

 
1. Vesícula:
 
  • Cálculos vesiculares: patología frecuente en población chilena, especialmente mujeres a partir de los 50 años.
  • Pólipos vesiculares de 10 mm o más: pueden deberse a crecimiento de tejido con probabilidad cierta de malignidad.

2. Riñón:
  •  
  • Cálculos renales: común en hombres.
  • Lesiones sólidas que pueden significar un tumor maligno. En este caso son necesarios estudios más específicos por escáner o resonancia magnética para dar mayor certeza en el diagnóstico de su naturaleza benigna o maligna.

3. Hígado:
  •  
  • Lesiones sólidas que pueden significar un tumor maligno. Al igual que en el riñón, esto obliga realizar estudios más específicos para dar mayor certeza en el diagnóstico de su naturaleza benigna o maligna.
  • Esteatosis hepática: aumento de la grasa en el hígado, generalmente asociado a obesidad.
  • Lesiones quísticas parasitarias (quiste hidatídico): más frecuente en el sur de Chile.

4. Bazo:
 
  • Crecimiento del bazo: puede ser consecuencia de enfermedades del hígado o de la sangre, entre otras.

5. Útero:
 
  • Crecimiento uterino: posible embarazo, miomas, entre otros.

6. Próstata:
  • Crecimiento prostático: puede corresponder a un tumor benigno o maligno.

7. Intestino:
 
  • Detección de engrosamientos de la pared, que se pueden traducir en procesos inflamatorios o tumorales.

Alteraciones que no son enfermedades:

 
1. Vesícula:
 
  • Pólipos de la vesícula biliar menores de 5 mm., los que rara vez constituyen enfermedad.

2. Hígado y bazo:
 
  • Imágenes quísticas pequeñas y aisladas: corresponden a malformaciones del periodo de formación del órgano y no significan enfermedad.
 

¿Sabías qué?

 
La vesícula es un reservorio de la bilis que produce el hígado. Su función es concentrarla en los períodos de ayuno para luego entregarla al intestino durante los ciclos de alimentación. “Es importante aclarar que la vesícula no es un órgano vital y que su ausencia o su incapacidad de funcionar asociada a cálculos, no genera trastornos digestivos perceptibles por el paciente”, explica el doctor Patricio Burdiles, cirujano digestivo de Clínica Las Condes.
Vista 15361 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Dolor abdominal: ¿cómo saber si se trata de una apendicitis?

05 de enero, 2021 Tratamiento y Recuperación

Es una de las consultas por urgencia más comunes y, aunque es más frecuente en niños, también puede afectar a los adultos. Si no es tratada a tiempo, puede tener graves complicaciones.

Leer más

Coloproctología: enfermedades molestas y comunes

12 de noviembre, 2020 Tratamiento y Recuperación

La enfermedad hemorroidal es una de las patologías que se ven con frecuencia en la consulta de los coloproctólogos. Estar informado es importante para poner fin a estos problemas que pueden ser muy incómodos y de los que a veces nos cuesta hablar.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios