BlogVolver al blog

Bebé hombre sonriendo

Hipospadia: tipos y cirugía

26 de junio, 2019 Tratamiento y Recuperación
Hipospadia es una malformación urológica congénita que afecta a los recién nacidos hombres y debe ser corregida quirúrgicamente para que no afecte la calidad de vida de los niños.

Hipospadia es una malformación congénita que afecta a 1 de cada 300 recién nacidos hombres. Los niños que nacen con esta patología tienen una anomalía en la apertura de la uretra (el conducto por donde sale la orina al exterior) en la que esta no se encuentra en la punta del pene, si no que, en alguna parte de su trayecto entre el periné (suelo pélvico) y el pene.

“Además, se acompaña de una apertura del prepucio, el cual no cierra por delante, algo que llamamos ‘prepucio alado’ y una incurvación peneana”, explica el doctor José Manuel Escala, urólogo infantil de Clínica Las Condes.

Por otro lado, el doctor Renato Gana, urólogo infantil de Clínica Las Condes , agrega que "en ocasiones, cuando es muy evidente, decimos que está presente la triada clásica. Es decir, el meato está claramente por debajo de la punta, el prepucio está incompleto o alado y el pene incurvado. Sin embargo, también hay niños con el prepucio completo y sólo se descubre la malformación cuando es más grande".  

Tipos de hipospadias

 
El tipo de hipospadias depende del lugar donde se ubique la apertura u orificio de la uretra. Podemos agruparlos en:

 
  • A- Glandar: la apertura se encuentra dentro del glande
  • B- Subcoronal o distal: la apertura se encuentra debajo del glande
  • C- Media: la apertura se encuentra en el cuerpo del pene
  • D- Proximal: la apertura se encuentra en la base del pene
  • E- Perineal: la apertura se encuentra detrás del escroto



Esta enfermedad se diagnóstica normalmente durante el examen físico luego del parto y su complejidad depende de que tan alejado se encuentre el meato urinario (apertura) del glande. También se puede identificar detectando problemas en el aspecto del pene y principalmente dificultades al momento de orinar.

Esta malformación debe ser corregida mediante cirugía, con el fin de garantizar la funcionalidad y aspecto normal del pene del niño y así evitar que impacte en su calidad de vida. “El tratamiento quirúrgico tiene por objetivo mejorar la incurvación y llevar el conducto al extremo anterior del pene para que el niño pueda orinar en forma normal, de pie, y no tenga dificultad en sus relaciones sexuales futuras. En algunas oportunidades es necesario realizar dos a tres intervenciones para lograr el objetivo”, señalan los especialistas.

La técnica quirúrgica específica que se utiliza depende del tipo de hipospadias y de las características de cada paciente. Entre los factores que influyen se encuentran: el lugar en donde se encuentra el orificio, la calidad de la piel del pene, la anatomía, etc. La cirugía se realiza idealmente alrededor del año de vida y si llegara a necesitar otra, debe hacerse al menos seis meses después.
 
Vista 5366 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Hidronefrosis en lactantes

25 de febrero, 2020 Tratamiento y Recuperación

En la mayoría de los casos se resuelve sola en el primer año de vida y no requiere cirugía. ¿En qué consiste?

Leer más

¿Cómo es la cirugía de hipospadias?

05 de febrero, 2020 Tratamiento y Recuperación

Lo ideal es operar a los niños antes del año de vida, así tienen menos problemas psicológicos y una recuperación más fácil.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios