BlogVolver al blog

Mujer deprimida despierta por la noche, está exhausta y sufre de insomnio

¿Por qué la ansiedad y el estrés no te dejan dormir bien?

18 de octubre, 2022 Bienestar Psicológico
Descubre cómo nos afectan y sigue algunas claves para lograr un sueño reparador.

En normal sentir ansiedad y estrés en algunos momentos de la vida, ya que es un mecanismo que nos pone en alerta ante situaciones consideradas amenazantes, aumentando nuestro nivel de alerta y preparándonos para afrontarlas. Sin embargo, esta respuesta mental y fisiológica generan repercusiones en los ciclos de sueño.

“La ansiedad, la angustia, el estrés y todos los cuadros anímicos en el espectro de la ansiedad generan una serie de cambios bioquímicos y de neurotransmisores a nivel del organismo, liberando diferentes sustancias que hacen que el funcionamiento del organismo esté “más acelerado de lo normal” y eso incluye que la capacidad de descansar, reponerse y sobre todo mantener un sueño que sea de buena calidad con una arquitectura conservada y reparador vaya disminuyendo” comenta el Dr. Esteban Basáez, neurólogo y jefe del Centro de Innovación de Salud CLC.

¿Cómo reconocer las señales de ansiedad y estrés?


Las señales abarcan tanto la esfera cognitiva como física, identificándose síntomas como:
 
  • Sensación de temblor.
  • Sensación de sudoración permanente -especialmente en palmas y plantas-.
  • Taquicardia y palpitaciones.
  • Sensación de tensión e intranquilidad.
  • Cambios de humor y aumento de las emociones, por ejemplo, sentir rabia, estar más irritable o decaído de lo habitual.


Efectos en el sueño

El sueño es un período de descanso que se alterna con la vigilia y es fundamental para el óptimo funcionamiento de nuestro organismo y está estructurado por distintas fases o etapas que componen la llamada arquitectura del sueño. Para lograr un sueño reparador debemos completar todas las etapas de este proceso, correspondientes a las fases de sueño superficial, intermedio o profundo, reparador y REM.

En este contexto, el neurólogo explica: “en periodos de estrés, tensión o ansiedad, la fase de sueño reparador es la que se ve disminuida o fraccionada a causa de micro despertares. El resultado es que la arquitectura del sueño y su organización sea menos eficiente, lo que se traduce en un sueño de menor calidad y menos reparador”.

Las consecuencias de esta interrupción en el sueño, sumada al estrés y ansiedad, pueden ser:
 
  • Menor rendimiento cognitivo.
  • Falta de concentración.
  • Mayores periodos de somnolencia.
  • Menor eficiencia en aspectos laborales, sociales y familiares.

¿Cuándo consultar?

Si los síntomas antes mencionados están interfiriendo en la realización de la vida cotidiana, se debe consultar de manera oportuna a un neurólogo o un psiquiatra.

Consejos para dormir mejor

El doctor Esteban Basáez, comparte las siguientes recomendaciones para tener una mejor calidad de sueño: “en general todo se podría englobar en el estilo de vida saludable, tratar de mantener horarios fijos de despertar y acostarse, de trabajo y relajo, junto con una alimentación balanceada. También realizar actividad física, exponerse a la luz solar y a la hora de dormir, generar un espacio favorable y cómodo para este periodo de descanso”.










 
Vista 73 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Sabes qué es la enfermedad de Huntington?

18 de noviembre, 2022 Tratamiento y Recuperación

A continuación, conoce más sobre este trastorno neurodegenerativo.

Leer más

¿Cómo identificar si estoy sufriendo un ataque cerebrovascular (ACV)?

28 de octubre, 2022 Urgencia

En el marco del Día Mundial de la prevención del ACV, te contamos qué es un ataque cerebrovascular y a qué síntomas debemos estar atentos para un tratamiento oportuno.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios