BlogVolver al blog

Abuelo lee en una banca

Diferencia entre ataque cerebrovascular isquémico y hemorrágico

08 de mayo, 2019 Tratamiento y Recuperación
Los síntomas son similares y sólo se pueden distinguir con un examen de imágenes.

En Chile, la principal causa de muerte es el ataque cerebrovascular (ACV), también conocido como accidente vascular encefálico (AVE). Se estima que cada día se producen alrededor de 70 eventos de este tipo. Es también la enfermedad que más discapacidad y muerte prematura genera. En el mundo, se calcula que cada año 15 millones de personas sufren un ataque cerebral; de ellas, 5 millones fallecen y otras 5 millones quedan con algún grado de discapacidad permanente.
 
El doctor Felipe Otayza, neurocirujano de Clínica Las Condes, señala que estos ataques constituyen una emergencia médica para la que hay que consultar lo antes posible.

Se trata de una interrupción del flujo sanguíneo que va al cerebro, lo que deja sin este elemento y sin oxigenación a parte del tejido cerebral. “Es un episodio violento, brusco como un accidente, en el que se tapa o se produce un cierre en una arteria cerebral. Esto lleva a que el territorio que no recibe sangre se infarte”, señala el especialista.
 

Existen dos tipos de accidentes cerebrovasculares: el isquémico, que es el más frecuente y el hemorrágico que es más letal.


“Es difícil diferenciar entre un ataque isquémico y un hemorrágico. Ambos se presentan como déficit neurológico de inicio brusco. La única manera de identificarlos es con un escáner cerebral. Esa es la manera más rápida y segura de hacerlo”, dice el doctor Otayza.
 
Dependiendo de la zona afectada, es el déficit neurológico que presenta el paciente. “En el caso del accidente vascular isquémico, la arteria se tapa impidiendo el paso de la sangre. En el accidente hemorrágico, una arteria de pequeño calibre o arteriola se rompe produciendo una hemorragia, también puede ser un territorio infartado isquémico que se transforma en hemorrágico perdiéndose tejido cerebral”, explica el neurocirujano.
 
“Los dos son de inicio brusco, aunque en algunas ocasiones pueden ser un poco más paulatinos. Algunos pacientes empiezan con síntomas en una mano, no la pueden mover, después siguen con dificultades para mover el brazo. Otras veces afecta a todo el lado de un cuerpo y otras veces puede ser un poco más sutil”, señala el especialista.
Vista 5637 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

“Todo estuvo perfectamente coordinado”

11 de junio, 2019 Tratamiento y Recuperación

La derivación oportuna desde el Centro de la Visión de Clínica Las Condes fue fundamental para que María Eugenia Canqui fuera operada a tiempo de un aneurisma cerebral que le estaba comprimiendo el nervio óptico.

Leer más

Neuralgia del trigémino: cuando el dolor facial es invalidante

04 de junio, 2019 Tratamiento y Recuperación

Quienes la padecen experimentan una especie de “descargas eléctricas” con actividades diarias tan simples como masticar, lavarse los dientes o aplicarse maquillaje.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios