Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro Respiratorio y Cirugía de Tórax

Asma

Asma

Asma bronquial

 

¿Qué es el asma?

 

Es una afección inflamatoria crónica de la vía aérea de causa alérgica. Las personas que padecen asma están más propensas a que las vías respiratorias se inflamen, estrechen y produzcan mayor cantidad de secreciones.
 

¿Cuáles son los síntomas?

 

El asma se manifiesta por episodios recurrentes de síntomas que pueden variar en tiempo e intensidad, tales como:

  • Silbidos u opresión en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Flemas
 

Estos síntomas pueden ser más frecuentes durante la noche o a primeras horas de la mañana. Muchas veces se asocia a rinitis y/o sinusitis.
 

¿A quiénes afecta?

 

El asma se puede desarrollar a cualquier edad. Es la enfermedad más común en la infancia y también es muy frecuente en adultos.

La prevalencia global alcanza un 5% a un 10% de la población mundial, presentado mayor número de casos en países industrializados, llegando hasta un 20%.

En las últimas dos décadas, se ha observado un aumento sostenido atribuido a tabaquismo, contaminación ambiental y aditivos de alimentos.
 

¿Qué factores pueden desencadenar el asma?

 

La inflamación de las vías aéreas determina que éstas se hagan más reactivas o irritables frente a ciertos estímulos:

  • Exposición al alérgeno que determina su alergia: polen, ácaros del polvo, caspa de animales, etc.
  • Irritantes y contaminantes en el aire: humo de cigarro, contaminación ambiental, soluciones limpiadoras y aerosoles
  • Ejercicio físico
  • Cambios de temperatura
  • Estrés
 

¿Cuándo sospechar?

 
  • Antecedentes familiares de alergia, rinitis o asma
  • Tos asociada a dermatitis alérgica, rinitis primaveral o perenne, sinusitis recurrente de cualquier intensidad.
  • Episodios de obstrucción bronquial variable (silbido o sensación de pecho apretado)
  • Tos o pecho apretado con resfríos, con el ejercicio, al exponerse a humo, con cambios de temperatura e incluso con la risa.
  • Resfríos prolongados.
 

¿Tiene tratamiento?

 

Sí, y es muy efectivo en más del 90% de los casos: un buen control del asma significa:

  • Ausencia de los síntomas
  • Necesitar el uso de inhaladores de rescate dos o menos veces a la semana
  • Evitar las crisis y/o consultas de urgencia
  • Realización de actividades habituales e incluso deporte, sin limitaciones
  • Buena calidad de vida.
  • Capacidad respiratoria normal o lo más cercano a lo normal
  • Que el paciente considere que su asma está bien controlada
 

Es importante que el paciente entienda su enfermedad y que al ser crónica deben seguir sus tratamientos, aunque estén estables no rebajarlos o dejarlos sin que su médico se lo indique porque la enfermedad puede volver y mostrarse de manera grave.

Asma de díficil control

 

El asma de difícil control es aquella en la que a pesar de los tratamientos no se consigue controlar los síntomas del asma. Esto ocurre en un pequeño número de pacientes, no más del 10% de los casos, y representa el mayor reto médico, pues su estabilización es más difícil.

Es conocida también como asma grave difícil de tratar, la cual requiere de un nivel de tratamiento superior que el asma bronquial.
 

Síntomas

 

Los síntomas del asma de difícil control son:
 

  • Síntomas de obstrucción bronquial (silbidos u opresión en el pecho, dificultad para respirar, tos, flemas)
  • Requiere uso de corticoides orales 2- 3 veces al año
  • Presenta exacerbaciones que lo llevan a Servicio de urgencia o a consultas no programadas.
  • Empeora al disminuir sus medicamentos
  • Ha tenido en alguna oportunidad una crisis de Asma grave hospitalizado.
 

¿En qué se diferencia con el asma bronquial común

 

Es un Asma de mayor severidad y complejidad, requiere de muy buen manejo de factores gatillantes por ejemplo: alergias a inhalantes o alimentarias, evitar sobrepeso, manejo de Reflujo gastroesofágico, manejo de patología rinosinusal, evitar tabaquismo, entre otros factores.

Los tratamientos de Asma difícil control son personalizados de acuerdo al riesgo de cada paciente.

En los casos severos con alérgenos identificados puede lograr desensibilización.

La educación sobre su enfermedad y control de síntomas es fundamental.

Diagnóstico

 

El diagnóstico de asma de difícil control se obtiene luego de una evaluación del equipo multidisciplinario del Centro Respiratorio y Cirugía de Tórax, quienes son especialistas en el manejo del asma.


Se busca medir inflamación y obstrucción de vía aérea con exámenes NO INVASIVOS.

  • Espirometría basal y broncodilatador
  • Test de metacolina
  • FENO (fracción exhalada de óxido nítrico)
 

Alergia:

  • Test cutáneos a inhalantes y alimentos
  • Hemograma
  • IGE total anticuerpo de alergias
 

Además, debe evaluarse la patología Rinosinusal.>

Tratamientos

 

Existen medicamentos controladores y de rescate:

  • Controladores: corticoides inhalados dosis media a alta asociados a broncodilatadores de acción prolongada, antimuscarínicos inhalados, antialérgicos, antileucotrienos y corticoides orales en las crisis o en la menor dosis.
  • Rescate: son inhaladores de acción corta como Salbutamol, los que son muy eficientes, pero no constituyen tratamiento, no logran controlar la inflamación de la vía aérea (este es el error principal de los pacientes, lo usan muy seguido , y sin medicamento de control).
 

Deben corregirse los factores agravantes como Rinosinusitis y Reflujo gastroesofágico.

 

¿Cómo es la recuperación del asma de difícil control?

 

El manejo personalizado de un paciente portador de asma difícil control le permite:

  • Reducción o desaparición de las crisis
  • Evitar al máximo uso de corticoides orales y sus efectos colaterales
  • Reiniciar actividad física
  • Mejorar calidad de vida
 

¿Qué ofrece Clínica las Condes para los pacientes con asma de difícil control?

 

Clínica Las Condes dispone desde hace más de dos años de un equipo multidisciplinario para el manejo de estos pacientes compuesto por: Broncopulmonares(especialistas en Asma), inmunólogas, otorrinos de interconsulta, personal de Laboratorio de función pulmonar y Enfermera coordinadora del programa, lo que permite:

  • Educación y seguimiento personalizado sin costo por parte de nuestra enfermera.
  • Los pacientes son discutidos en reunión multidisciplinaria para toma de decisiones como uso de medicamentos biológicos actuales en Chile: Omalizumab y Mepolizumab).
  • Se realiza intensa búsqueda de factores gatillantes para lograr control y disminución de terapias.
  • Acceso personalizado al Laboratorio de función pulmonar
  • En pacientes estabilizados y alérgicos se inicia inmunoterapia por inmunólogas.
Principales desencadenantes del asma:
  • Alérgenos: Son determinadas sustancias que provocan reacciones alérgicas: ácaros del polvo, moho, polen y caspa de los animales.
  • Irritantes y contaminantes transportados por el aire: El humo de los cigarrillos es uno de los principales desencadenantes de los síntomas de asma y no sólo en los fumadores. También los productos perfumados, como los cosméticos y las soluciones limpiadoras, entre otros.
  • Ejercicio: Algunas personas padecen lo que se conoce como asma inducido por ejercicio, que se caracteriza porque los síntomas se manifiestan al hacer ejercicio físico.
  • Tiempo: El frío o el aire seco a veces dan síntomas de asma en algunas personas, lo que también ocurre con el calor o la humedad extrema.
  • Infecciones de las vías respiratorias: Las infecciones virales de las vías aéreas, como resfríos o gripe son el principal desencadenante de las crisis de asma en los niños y adolescentes.