Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Traumatología y Ortopedia

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Patologías de Cadera

Terapeuta realiza ejercicios en mujer

Artrosis de cadera

La artrosis es la enfermedad degenerativa más frecuente y sus tratamientos van desde la kinesioterapia, hasta el cambio protésico.

La artrosis de cadera corresponde al desgaste y pérdida del tejido que recubre los extremos de los huesos en las articulaciones, provocando que los huesos queden en contacto entre sí, produciendo dolor y rigidez de la articulación.

La artrosis puede afectar cualquier articulación del cuerpo, pero con mayor frecuencia se presenta en manos, rodillas, cadera y columna.

Cabe mencionar que, en la actualidad, la artrosis de cadera es irreversible, pero sus síntomas pueden ser manejados mediante analgésicos y suplementos que refuercen el cartílago remanente. Mantenerse activo, con buena musculatura y cuidar el peso son algunas de las medidas que pueden retardar la progresión de esta enfermedad.

Síntomas de la artrosis de cadera

Los síntomas de la artrosis de cadera aparecen en forma paulatina y empeoran a lo largo de los años. Estos incluyen:

  • Dolor: el dolor puede estar presente al inicio de la actividad, al cabo de un rato de actividad (caminar), o en reposo al final del día.
     

  • Sensibilidad: La articulación puede estar sensible al apretarla.
     

  • Rigidez: La articulación de la cadera se siente tiesa al iniciar la actividad en la mañana, o al levantarse de la silla. Puede requerir “calentar motores” para poder caminar sin dolor.
     

  • Pérdida de movimiento: La articulación de la cadera puede ir perdiendo su capacidad de moverse. La rotación hacia adentro suele ser lo primero que se pierde, siendo la flexión lo último.
     

  • Crujidos: La articulación puede empezar crujidos o la sensación de arena dentro de la cadera.
     

  • Puntas de hueso: Se pueden formar puntas de hueso alrededor de la articulación hasta hacerse palpables con la mano.

  •  

Factores de riesgo de la artrosis

 

  • Edad: El riesgo de artrosis aumenta con la edad.
     

  • Sexo: Las mujeres tienen mayor riesgo de artrosis.
     

  • Obesidad: Mientras más es el peso que debe cargar la articulación, mayor es el desgaste en las actividades diarias. La grasa del cuerpo también contribuye a eventos inflamatorias en la articulación que pueden dañar el cartílago.
     

  • Lesiones en las articulaciones: Los accidentes o lesiones deportivas pueden dejar un daño que inicialmente no se percibe, pero que puede acelerar el desgaste del cartílago. Lesiones que parecen haberse recuperado por completo pueden evolucionar a artrosis luego de un par de años.
     

  • Profesionales: Algunas profesiones contribuyen al desarrollo de artrosis por carga de peso o impacto a repetición en las articulaciones.
     

  • Genética: Hay una tendencia familia a desarrollar artrosis.
     

  • Deformidades óseas: La alteración de la cabeza del fémur o la copa (acetábulo) pueden llevar a pérdida de la congruencia en la articulación raspando el cartílago haciendo que se desgaste con mayor velocidad.

  •  

Cabe mencionar que, frente a un paciente con artrosis de cadera, se debe estudiar el caso para determinar cuál es la causa de esta afección y, así, definir el grado de avance de la enfermedad.

De esta forma, si el grado de avance es mayor, y se ha agregado rigidez dolorosa y el daño del cartílago es considerable, la única solución es un reemplazo articular debiendo efectuarse una prótesis total de cadera.