Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC

Teléfonos de contacto

Mesa Central: 2 2210 4000
Reserva de Hora: 2 2610 8000
Rescate CLC: 2 2610 7777

Enfermedades Infecciosas

Infecciones: vacunas y otras formas de prevención.

Conoce aquí la importancia de vacunarse y prevenir las enfermedades infecciosas

Vacunación antigripal 

Frente a estas enfermedades lo mejor es prevenir.

La infección por virus influenza se produce por epidemias.

Un brote epidémico dura de seis a doce semanas y puede afectar al 20% de la población.

  • El período de mayor virulencia tiene lugar en los meses de invierno.
  • Los grupos más afectados son los niños en edad escolar que introducirán el contagio en el medio familiar y los ancianos por presentar la mortalidad más alta.
  • En las epidemias de influenza el 90% del exceso de mortalidad es a expensas de la población anciana. Esto se debe a las complicaciones agregadas como las neumonías bacterianas asociadas o a la infrecuente neumonía por influenza. El problema es mayor en los ancianos institucionalizados, donde la extensión de la enfermedad es elevada, así como la incidencia de complicaciones.
Preguntas Frecuentes 

Resuelve las dudas que tengas con respecto a las vacunas.

¿Por qué es importante vacunar a las personas mayores contra la gripe?

Los ancianos son particularmente susceptibles a infecciones de las vías respiratorias. Por esta razón, la neumonía y la influenza son la quinta causa importante de muerte en personas de edad avanzada.

¿Existen problemas específicos de la vacuna antigripal que los pacientes deben conocer?

La vacuna antigripal difiere de otros productos que se recomiendan sistemáticamente a los adultos en que es probable que su composición cambie cada año. Estos cambios son debidos a la características inmunológicas específicas de los virus de la gripe presentes en cada momento y en la necesidad de administrar la vacuna cada año dada la corta duración de la inmunidad que confiere.

¿Por qué es necesario vacunar contra la gripe anualmente?

  • La superficie del virus cambia constantemente. El virus de la influenza A tiene múltiples subtipos.
  • Estos antígenos cambian con el tiempo y ello da por resultado pérdida de la inmunidad e ineficacia de las vacunas antiguas
  • La influenza B cambia con menor frecuencia, pero cuando sucede la modificación es importante y por lo general origina un brote mayor.

¿Qué enfermedades asociadas implican un mayor riesgo de muerte por influenza en los pacientes de "edad avanzada”?

  • Enfermedad respiratoria crónica.
  • Insuficiencia renal crónica, en especial en pacientes en diálisis.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Valvulopatía reumática o cardiopatías.
  • Hemoglobinopatías.
  • Cáncer.
  • Enfermedades sistémicas crónicas, (diabetes mellitus, Addison, etc.).
  • Inmunodeprimidos / tratamiento inmunosupresor.
  • Además, los ancianos institucionalizados (residencias, hospitales de larga estancia) son considerados grupo prioritario.

¿Qué reacciones adversas o efectos secundarios deben advertirse a los pacientes?

  • Dolor en la zona durante 1 a 2 días.
  • Rara vez un cuadro semejante a la gripe.
  • La respuesta alérgica inmediata puede retrasarse de vez en cuando en los ancianos, (los pacientes con antecedentes de alergia al huevo presentan reacción alérgica ya que el virus de la vacuna contra la influenza se cultiva en medios con huevo).

     

  • Malestar y/o fiebre 6-12 horas después de la vacunación, que se resuelven en 1 a 2 días.

¿Existen contraindicaciones para la vacunación contra la influenza?

  • Alergia a la proteína del huevo.
  • En presencia de enfermedad infecciosa aguda (sobre todo si cursa con fiebre alta), subaguda o crónica no tratada y en fase de convalescencia.
  • No se contraindica en catarros de las vías respiratorias altas leves ni otros procesos banales.
  • Nunca usar vacunas de años anteriores.
  • La vacunación antigripal reduce la incidencia, la severidad y la duración de los casos de gripe.
Vacunación antineumocócica: 

El neumococo, es un microorganismo patógeno capaz de causar en humanos diversas infecciones y procesos invasivos severos.

  • La neumonía es una de las enfermedades infecciosas más comunes en los mayores.

     

  • En muchas ocasiones requiere hospitalización, genera una serie de complicaciones graves y provoca la muerte en un porcentaje significativo de los afectados.

     

  • Se recomienda la vacunación frente al neumococo de todos los mayores de 65 años.

     

  • Es una única dosis, se puede administrar al mismo tiempo que la vacunación antigripal, aunque en sitios distintos, sin que los efectos secundarios sean mayores o la eficacia disminuya.
  • Tras la vacunación, la respuesta inmunitaria aparece a las 2-3 semanas y se mantiene por un plazo de 5 años, cuando estaría indicada la revacunación.
Ventajas de la vacunación antineumocócica: 
  • La eficacia de la vacuna se estima en el 56%.
  • Se ha demostrado una reducción significativa de las hospitalizaciones por neumonía y de muerte.
Información vacunación Sarampión 
Vacunación antitetánica 

Aunque el tétanos es hoy en día una enfermedad infecciosa muy poco común en los países desarrollados, es una enfermedad que afecta especialmente a los mayores (el 60% de los casos de tétanos se da en los mayores de 60 años), con una mortalidad muy alta (mayor del 60%).

  • La mayoría de estas infecciones se producen tras lesiones agudas en la piel (traumatismos, heridas, quemaduras), aunque en un menor porcentaje pueden aparecer en relación con úlceras por presión o abscesos crónicos. El tétanos aparece casi exclusivamente en sujetos que no han sido vacunados previamente.
  • Se estima que solo un 30-40% de los mayores tienen niveles adecuados de anticuerpos contra la toxina tetánica. La vacuna protege hasta 35 años después.
  • La vacuna del tétanos está recomendada en todas las personas mayores, tanto en las institucionalizadas como en las que viven en la comunidad.
  • El programa de inmunización consiste en una serie de tres dosis (basal, al mes y a los 6-12 meses), seguida de una dosis de recuerdo cada 10 años.
  • En personas que han sufrido una herida profunda, contaminada o en un ambiente de alto riesgo se recomienda la vacunación si no existe una vacunación previa, si esta se realizó en forma incorrecta o si han pasado más de 10 años desde la última dosis de vacuna.
  • Regresar
  • Subir