BlogVer todas

Momias Chinchorro son examinadas en Clínica Las Condes

14 de diciembre, 2016 Actividades CLC
Cerca de quince restos entraron al escáner de Clínica Las Condes para examinar cuál fue la técnica de momificación y cómo vivieron hace más de 7 mil 500 años. Hasta el momento, se trata del examen más exhaustivo que les han realizado.

Este sábado 10 de diciembre las Momias Chinchorro salieron del edificio del Museo Nacional de Historia Natural, ubicado en Quinta Normal, con dirección a la Unidad de Radiología de Clínica Las Condes.

Se trata de restos momificados de miembros de la cultura Chinchorro, habitantes de Chile y Perú, catalogadas como las más antiguas del mundo, incluso más que las egipcias, que tienen cerca de 2 mil años menos.

Las momias -recibidas por el doctor Marcelo Gálvez, jefe de Radiología- fueron puestas sobre la camilla del escáner General Electric Optima con el fin de realizarles una tomografía computarizada que develarían su edad, sexo, enfermedades que les afectaron e incluso las técnicas utilizadas para su momificación.

Verónica Silva, curadora del área de antropología del museo, explicó al diario El Mercurio que se trata de niños y fetos, y sólo un adulto. "Se eligieron por ser las más completas y por tener sus cuerpos taxidermizados con un tratamiento complejo. Incluso, si vemos su cabeza, la vemos deformada producto de los vendajes y tocados que usaban", dijo.

Por su parte, el doctor Gálvez complementó que "la tomografía es la mejor técnica para analizarlas, porque no es invasiva. No se puede usar la resonancia, porque los cuerpos no tienen agua".
 

Primeros resultados



Los resultados han permitido comprender las técnicas utilizadas. "Son variadas y complejas. Por ejemplo, sabemos que se les sacaba la musculatura y las estructuras internas. Así, el cuerpo era esqueletizado, sacando toda la carne y dejando solo los huesos, salvo en las manos y los pies. Luego, le daban volumen rellenando las extremidades con fibra vegetal y la cavidad torácica con arcilla. Finalmente, se volvía a poner la propia piel, pero en algunos individuos hemos descubierto piel de animal", cuenta la antropóloga.

“Los cráneos también eran esqueletizados; se les extraía el cerebro y, luego, se los rellenaba con arcilla. "No se volvía a poner la piel, ya que se les construía una máscara de arcilla", agregó.

La tomografía también les permitirá conocer las enfermedades que padecieron. "Por ejemplo, la hiperostosis porótica que se aprecia en los huesos del cráneo y que se relaciona con una malnutrición, parásitos o episodios crónicos de diarrea", dice Silva.

La totalidad de las imágenes obtenidas serán analizadas con mayor profundidad y de sus conclusiones surgirán artículos especializados y de divulgación.

Como parte del estudio, Verónica Silva también espera analizar restos óseos y pelo con un espectrómetro de masas, lo que le permitirá conocer de qué estaba compuesta su dieta. "El pelo, por ejemplo, aporta información de la dieta a corto plazo. Al analizar segmentos de 1 cm, se pueden estudiar cambios en la dieta durante los últimos meses de vida de la persona, ya que cada centímetro de cabello representa, aproximadamente, 1 mes antes de la muerte", concluye la investigadora.
Vista 221 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Conoce qué es la Urgencia Preferente

01 de abril, 2020 Urgencia

La atención de Urgencia Preferente sólo se realizará de manera online. 

Leer más

Influenza: Plan de vacunación 2020

09 de abril, 2020 Actividades CLC

Período de vacunación se adelantó para marzo y se ampliaron los grupos de riesgo. Conoce aquí en qué consistirá.

Leer más

Comentarios