BlogVolver al blog

Mujer sin aire agotada

¿Qué es la hipertensión pulmonar?

08 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación
Así como existe la hipertensión arterial que uno se mide en el brazo, también existe la hipertensión arterial pulmonar, que es una estrechez localizada en las pequeñas arterias del pulmón. Conoce más a continuación.

El doctor Ronald Kauffmann, cardiólogo de Clínica Las Condes y del Centro Médico Peñalolén, explica que esta estrechez localizada determina que el flujo sanguíneo por el pulmón esté reducido y no se produzca una oxigenación de la sangre en forma completa. Agrega que esta afección no es frecuente y que afecta a jóvenes y adultos, existiendo una mayor tendencia a manifestarse en mujeres.
 
“La mayoría de las veces los médicos no encontramos una causa que la produzca y la denominamos hipertensión arterial pulmonar idiopática, pero eso no significa que no tenga tratamiento”, aclara. Sin embargo, plantea que algunas causas posibles son:
 
  • Bloqueo de la circulación pulmonar por coágulos que se forman en las piernas y van al pulmón en forma crónica.
  • Algunos medicamentos como, por ejemplo, inhibidores del apetito.
  • Enfermedades articulares inflamatorias.
  • Enfermedades del pulmón y cardíacas.
  •  
Esta condición puede ocasionar complicaciones graves como arritmias, coágulos, sangrado, agrandamiento del lado derecho del corazón e insuficiencia cardíaca (cardiopatía pulmonar), entre otras.
 
 

Principales síntomas

 

 

La hipertensión pulmonar se manifiesta inicialmente sin síntomas. Luego, comienzan a aparecer los siguientes signos:
 
  • Cansancio o falta de aire para ejercicios como caminar o subir escaleras.
  • Dolor al pecho.
  • Hinchazón en los pies, piernas y abdomen (ascitis).
  • Fatiga.
  • Mareos o episodios de desmayos (síncope).
  • Palpitaciones.
  • Labios y piel azulados (cianosis).
 
 

Tratamiento

 

 

La hipertensión pulmonar tiene tratamiento en base a medicamentos que dilatan las arterias pulmonares o vasodilatadores. Asimismo, el cardiólogo indica que “como es una enfermedad que es grave y muchas veces progresiva, requiere la realización de muchos exámenes específicos y, a veces, con hospitalización inicial”.
 
Entre los exámenes que se realizan para confirmar el diagnóstico y para el seguimiento de esta patología, cabe mencionar:
 
  • Ecocardiograma.
  • Radiografía de tórax.
  • Electrocardiograma.
  • Cateterismo cardíaco derecho.
  • Análisis de sangre.
 
Al ser una enfermedad que requiere de una constante supervisión médica, el doctor enfatiza en que es importante no suspender en este período de pandemia los controles y el uso de medicamentos. Para ello, es importante estar en contacto con el médico tratante a través de plataformas como la telemedicina.
 
Finalmente hace un llamado a estar alertas, ya que “cualquier infección pulmonar, por ejemplo, por COVID-19 puede agravar en forma importante esta enfermedad”.
Vista 1359 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Rotura de un aneurisma de la aorta: una complicación de alta mortalidad

06 de noviembre, 2019 Tratamiento y Recuperación

Aunque no se conozca de forma tan masiva, esta condición puede ser de evolución fatal, mucho más que un infarto, y cuando se complica, debe ser resuelto con cirugía de emergencia.

Leer más

Un 16 % de las personas puede tener hipertensión y no saberlo

22 de agosto, 2019 Tratamiento y Recuperación

Clínica Las Condes realizó una evaluación de presión arterial donde varias personas accedieron a medirse la presión.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios