BlogVolver al blog

niño juega con su perro en la naturaleza

¿Cómo saber si tu hijo tiene hidrocele?

13 de junio, 2019 Niños
Es frecuente que, en algunos recién nacidos, sobre todo prematuros, se les forme una acumulación de líquido entre las capas del testículo, provocando pesadez e hinchazón en la zona. Si bien la condición puede desaparecer antes de cumplir el año, cuando esto no ocurre se debe optar por una cirugía.

Muchos padres se preocupan cuando el doctor les comunica que su hijo tiene hidrocele, pero lo cierto es que esta condición no es peligrosa. Es más, en muchos niños puede desaparecer al año de vida sin realizar ningún tipo de tratamiento, siempre que no esté acompañado de molestias más graves.
 

¿Qué es el hidrocele?

 
El doctor Renato Gana, urólogo infantil de Clínica Las Condes, explica que el hidrocele es la acumulación de líquido entre las capas del testículo. Por lo general, este líquido se reabsorbe, pero cuando no ocurre, aumenta el volumen en el escroto y puede incluso provocar molestias al caminar. “El único riesgo es que se haga un hidrocele a tensión, que no es muy frecuente, pero al obstruirse un poco la comunicación hacia la cavidad peritoneal se llenan bruscamente y eso produce hartas molestias”, explica.
 

¿Cómo se diagnostica un hidrocele en los niños?

 
El especialista aclara que existen dos tipos de hidrocele: uno comunicante, en el que efectivamente existe una ‘comunicación’ desde el interior del abdomen, que hace que el líquido se desplace hasta el testículo porque no se cerró completamente durante el embarazo de la madre, y otro no comunicante, en el que el líquido se acumula producto de una alteración en la reabsorción.

El diagnostico de hidrocele es principalmente clínico y se realiza con ayuda de una ecografía, aunque en el caso de uno de tipo comunicante, lo más característico es el aumento de volumen escrotal fluctuante. “En la mañana desaparece y en las tardes el testículo se hincha, porque pasa líquido desde la cavidad peritoneal al escroto. Por eso se ven más llenos es las tardes, eso confirma que hay comunicación”, señala el doctor Renato Gana.
 

¿Es recomendable operar a los niños con hidrocele?

 
El especialista de Clínica Las Condes explica que en general cuando los hidroceles son no comunicantes, no se operan en menores de seis meses. Sin embargo, si persisten después del año o de los dos años de vida, lo mejor es optar por la intervención para sellar la comunicación. “Cuando se hace el diagnóstico de un hidrocele comunicante debiera operarse pronto al paciente, porque es muy parecido a una hernia. No hay urgencia, pero lo mejor es operarlo dentro de un par de semanas o un mes. En el caso de un hidroceles no comunicante, la operación se puede realizar cuando el paciente quiera, porque no hay una edad especifica. En general, los hidroceles que perduran más allá del año o los dos años de vida, se consideran comunicantes y uno los opera”, finaliza.
 
Vista 682 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

“El mismo día de la cirugía estábamos de vuelta en la casa”

29 de julio, 2019 Tratamiento y Recuperación

Después de años de sufrir por amigdalitis recurrentes y adenoides que le afectaban severamente su día a día, Amapola Avis (4) fue sometida a una cirugía que le permitió volver a tener una vida normal tras una rápida recuperación.

Leer más

¿Qué es la atresia de esófago?

01 de julio, 2019 Tratamiento y Recuperación

Gabriela tenía cinco meses de embarazo cuando su hija fue diagnosticada de atresia de esófago, una condición en que este conducto no se desarrolla correctamente e impide que los alimentos pasen de la boca al estómago.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios