BlogVolver al blog

Trastornos de marcha: El 25% de las personas entre 70 a 74 años los tiene

30 de abril, 2018 Adulto mayor
Porcentaje aumenta al 60% en personas entre 80 y 84 años.


Los trastornos de la marcha en los adultos mayores tienen origen multifactorial, desde cambios del sistema nervioso y del sistema músculo-esquelético, propios del proceso del envejecimiento, hasta una larga lista de comorbilidades como las enfermedades cardíacas (arritmias, enfermedades de las arterias coronarias, entre otras) accidentes cerebrovasculares, enfermedad de Parkinson, desórdenes sensoriales (visión, audición), neuropatías periféricas, diabetes mellitus, demencia senil, entre otras, que aumentan su prevalencia sobre los 60 años.
 
“Su pesquisa y tratamiento es primordial para no afectar la deambulación y la independencia en los traslados”, señala el kinesiólogo Carlos Álvarez Mitchell, especialista del Laboratorio de Análisis de Marcha y Movimiento Clínica Las Condes.
 
Se ha observado que el 25% de las personas entre 70 a 74 años tiene trastornos de la marcha, un porcentaje que aumenta al 60% en quienes superan los 80 años.
 
“El desempeño de la marcha, es decir, la distancia que se puede recorrer caminando, también disminuye progresivamente. Se estima que al menos el 30% de las personas sobre 65 años tendrán dificultades para caminar más de 3 cuadras de forma continua”, indica el kinesiólogo.
 
La marcha en los adultos mayores se caracteriza por la disminución progresiva de la velocidad de marcha entre un 10% al 20% (considerando que el valor normal es de 1m/s), asociado a una disminución del largo del paso y la zancada.
 
Del mismo modo, aumenta la fase de doble apoyo (el tiempo que ambos pies están en contacto con el suelo), así como se reduce la fuerza durante el despegue del pie, asociado a la pérdida de masa muscular o sarcopenia propia del envejecimiento; acompañados de cambios en la postura, que se vuelve flexionada o inclinada hacia delante. “Estos cambios pueden estar representando adaptaciones del sistema motor y sensorial para producir una marcha más estable”, dice.
 
Idealmente, los adultos mayores deben ser evaluados de forma continua y seriada en el tiempo para pesquisar las alteraciones de la marcha, el equilibrio y riesgo de caídas, “especialmente cuando existen enfermedades o comorbilidades anteriores a la adultez mayor”, enfatiza el kinesiólogo experto en marcha.
 
 
Vista 285 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Laboratorio de Marcha: diagnóstico de secuelas y alteraciones degenerativas

27 de julio, 2018 Tratamiento y Recuperación

Secuelas de accidentes vasculares, alteraciones degenerativas articulares y enfermedad de Parkinson se pueden detectar en el Laboratorio de Marcha con modernos equipos y un equipo multidisciplinario experto.

Leer más

¿Cómo se estudia la marcha de los niños?

05 de diciembre, 2017 Niños

Cuando comienzan a caminar se pueden manifestar algunas alteraciones.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios