BlogVolver al blog

Infiltración de columna lumbar: lo que deberías saber

26 de marzo, 2018 Tratamiento y Recuperación
Procedimiento puede ser utilizado para diagnóstico y tratamiento.


Una infiltración de columna lumbar, punción para inyectar una mezcla de anestesia y corticoides al sitio sospechoso, puede tener fines diagnósticos o terapéuticos.
 
Según explica el doctor Juan Pablo Otto, traumatólogo de Clínica Las Condes, como procedimientos diagnósticos resultan muy útiles para localizar un sitio preciso de origen de dolor y son complementarios a la evaluación clínica y las imágenes.
 
“Como procedimientos terapéuticos, se usan habitualmente para proporcionar alivio rápido del dolor desde su foco de origen y con frecuencia se aplican como una medida que intenta evitar la necesidad de realizar una cirugía o un procedimiento mayor”, indica el especialista del Centro de Columna.

Columna vertebral
 
  • ¿Qué es la infiltración lumbar?

Hay diferentes tipos de infiltraciones, pero la mayoría utiliza una aguja de punción para inyectar una mezcla de anestesia y corticoides al sitio sospechoso. El anestésico local proporciona alivio rápido y el corticoide desinflama por un período prolongado. Esta modalidad de procedimientos percutáneos se conoce como "bloqueos" y según el sitio al que se dirigen, reciben el apellido de facetarios, epidurales, radiculares selectivos o transforaminales.
 
  • Efectividad

“Depende de si uno está utilizándolo como un método diagnóstico o terapéutico. En el primer caso, el alivio del dolor durará sólo horas, mientras que en el segundo caso dependerá de la patología que estamos tratando y de los cuidados que tenga el paciente posterior a la realización del procedimiento. Como método terapéutico habitualmente se realiza una sola vez, pero en ocasiones se puede repetir un par de veces al año”, sostiene el especialista.
 
  • Seguridad

Los bloqueos o infiltraciones son muy seguros, pues se realizan guiados por un equipo de radiología que le permite al cirujano dirigir su aguja con precisión. “También contribuye a la seguridad el que se realicen bajo sedación y el hecho de que son realizados en un pabellón quirúrgico preparado para cualquier contingencia”, dice el especialista.
 
  • Riesgos

Los riesgos más frecuentes son hipotensión (caída de la presión arterial) transitoria y hematomas del sitio de punción. “Si este es el caso, el anestesista rara vez tiene dificultades en normalizar la presión arterial y un hematoma del sitio de punción suele controlarse rápidamente y es absolutamente excepcional el tener que drenar el hematoma”, explica.
 
 
Vista 96275 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

7 razones para no dejar la actividad física

23 de noviembre, 2020 Tratamiento y Recuperación

La práctica de ejercicio, en cualquier modalidad, aumenta los niveles de endorfinas en el cuerpo, lo que ayuda a combatir el estrés, entre otros beneficios. Entonces, no hay mejor excusa para realizar actividad física, sobre todo en este tiempo de pandemia.

Leer más

¿Por qué me duele la cadera?

21 de septiembre, 2020 Tratamiento y Recuperación

La articulación de la cadera es vital para nuestro funcionamiento cotidiano y nuestra calidad de vida. Conoce a continuación las patologías más frecuentes que la afectan y sus tratamientos.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios