BlogVolver al blog

Mujer y hombres jóvenes realizando elongación de hombros

Lesiones de hombro más comunes

15 de mayo, 2019 Tratamiento y Recuperación
Las luxaciones y la lesión del manguito rotador son algunos de los problemas más frecuentes en pacientes que consultan por dolor en esta zona del cuerpo. Conoce por qué se producen y en qué casos es necesario realizar una cirugía.

“La luxación de hombro es una lesión que se ve con bastante frecuencia en personas jóvenes y relacionadas con deporte de contacto o al aire libre, donde existe la posibilidad de tener caídas, explica el doctor Vicente Gutiérrez, traumatólogo especialista y jefe del Equipo de Hombro y Codo de Clínica Las Condes. En estos casos, lo que sucede es que la articulación principal del hombro, llamada geno-humeral, se sale de posición, terminando con el húmero fuera de la cavidad glenoidea. Esto puede dañar ciertas estructuras y causar un intenso dolor además de cierto grado de deformación del brazo.

¿Qué hacer? Al llegar al servicio de urgencia, lo primero es realizar una radiografía para descartar que haya alguna otra lesión, como una posible fractura, y luego se procede a reducir el hueso para ubicarlo nuevamente en su lugar.

“Es importante saber que, si la luxación sucede en edades tempranas, cerca de los 18 o 20 años, el daño de estas estructuras internas puede predisponer a que en el futuro vuelva a suceder lo mismo, transformándose en una lesión crónica que se conoce como inestabilidad de hombro”, dice el doctor Gutiérrez. Y agrega que, si a esto se le suma que el paciente practica algún deporte de contacto, el riesgo de que se le vuelva a salir el hombro es aún mayor. “En estos casos, muchas veces la única manera de evitar una lesión crónica es realizar una cirugía de corrección de la inestabilidad recurrente”, comenta.

Por el contrario, si el paciente tiene sobre 40 años, la probabilidad de que haya una segunda luxación baja a menos de un 14%, por lo que la recomendación general es solo realizar una rehabilitación con kinesiología.

 

Manguito Rotador



¿Qué es exactamente? “Es un conjunto de cuatro tendones y músculos que mueven la cabeza del húmero y lo cubren por delante, por arriba y por atrás, generando la movilidad del hombro y del brazo”, explica el doctor Gutiérrez.

Hay que saber que los músculos llegan al hueso como tendones, los que se insertan en él y permiten el movimiento. El problema se produce cuando el tendón se desgasta produciendo molestias y dolor.

Las causas pueden ser la mala calidad de las fibras de colágeno, haber realizado determinados movimientos en forma repetitiva o, incluso, se sabe que ciertas formas de los huesos del hombro también podrían predisponer a sufrir un mayor desgaste.

“Los pacientes con esta lesión llegan a consultar por dolor, el que se siente habitualmente en la parte de arriba del hombro o se irradia hacia el brazo , no más abajo del codo. Aumenta durante la noche y es más frecuente al realizar ciertos movimientos, pudiendo llegar a ser invalidante para hacer tareas cotidianas”, comenta el doctor Gutiérrez.

La probabilidad de presentar esta lesión va aumentando con la edad, por lo que es más recurrente en pacientes mayores. Sin embargo, también se puede producir por algún traumatismo pudiendo afectar a personas más jóvenes.
 


La cirugía



Consiste en reparar ligamentos o huesos que se pudieron haber dañado al salirse del hombro. Dependiendo de cada caso, se opta por una cirugía artroscópica, mínimamente invasiva o una cirugía abierta. “Desde el punto de vista estético, la primera deja muy pocas cicatrices y permite reparar los daños que hay en el interior de la articulación. Sin embargo, hay pacientes que por el tipo de lesión o porque ésta se ha transformado en crónica, es preferible realizarles una cirugía abierta para lograr óptimos resultados. Por eso es importante estudiar cada caso en particular”, dice el doctor Gutiérrez.
Luego viene un periodo de inmovilización y posterior a eso un proceso de rehabilitación con kinesiología para recuperar la fuerza y movilidad. En total el proceso puede demorar unos cinco o seis meses, y recién ahí el paciente está en condiciones de volver a practicar deporte de manera normal.

 

En el pabellón



En el caso de la lesión del manguito rotador, si el tendón está dañado o se salió del hueso es necesario volver a insertarlo. Para eso se realiza una cirugía artroscópica en la que se utilizan un sistema de anclajes que se atornillan al hueso por un lado y está provisto de unas hebras de sutura que permiten fijar el tendón al hueso y obtener la cicatrización. Este proceso es lento y puede tardar entre doce a catorce semanas.

Inicialmente, durante un periodo de entre tres a seis semanas, dependiendo del tamaño de la lesión, el brazo debe quedar inmovilizado.

Luego, viene el periodo de rehabilitación kinesiológica, el que va a permitir aliviar el dolor y recuperar la movilidad y la fuerza.

 

Otras lesiones frecuentes

 
  • Fracturas de clavícula: es una lesión muy común en niños y adultos jóvenes. La clavícula conecta el hombro al tórax dando sostén a la extremidad. Las causas más comunes de esta lesión son las caídas, lesiones deportivas o los accidentes de tránsito.
  • Luxación acromio-clavicular: se produce, en general, por traumatismos directos sobre la parte lateral del hombro en caídas o golpes durante la práctica de deportes como el rugby, ciclismo, esquí o fútbol.Se produce la rotura de los ligamentos que unen la clavícula al resto del hombro, lo que provoca el dolor y un aumento de volumen o deformidad en la parte superior del hombro.
 

¿Cuándo operar?



No todos los pacientes necesitan entrar a pabellón cuando presentan este tipo de lesión. De hecho, el primer paso es intentar un tratamiento conservador de rehabilitación para desinflamar, aliviar el dolor y fortalecer la musculatura. Si esto no da resultado, en ciertos casos muy específicos se puede indicar la infiltración y si después de tres meses aún no se ve una mejoría, recién ahí se empieza a estudiar la posibilidad de una cirugía.

“Hay estudios científicos que demuestran que, si el tratamiento médico no funciona a los tres meses, el ir prolongándolo en el tiempo, en general, no mejora los resultados. Por eso, una vez pasado ese tiempo, la cirugía sería la solución definitiva”, dice el doctor Gutiérrez.
 
Vista 174 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Tumores vertebrales: ¿qué son?

16 de mayo, 2019 Tratamiento y Recuperación

Siempre preocupantes, pueden aparecer directamente en la columna o extenderse por metástasis de un cáncer en otro órgano del cuerpo. Es importante conocer los síntomas para actuar a tiempo y evitar problemas que incluso pueden significar una discapacidad permanente. Su tratamiento adecuado requiere de una evaluación por un equipo de experiencia, alta tecnología y precisión.

Leer más

¿Qué es el trastorno de hombro congelado?

16 de mayo, 2019 Tratamiento y Recuperación

Esta condición inflamatoria es más frecuente en personas mayores de 40 años, especialmente en mujeres, por lo que son ellas quienes deben consultar ante la primera aparición de molestias o dolor de hombro.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios