BlogVolver al blog

Temporada de esquí: Prepárate para la nieve

05 de junio, 2018 Actividad Física
Para que puedas disfrutar la nieve con seguridad, los centros médicos de La Parva, Valle Nevado y El Colorado ya se están preparando para comenzar su labor de temporada de invierno.


La temporada de esquí está a punto de comenzar, por lo que el doctor Roberto Negrín, traumatólogo de Clínica Las Condes, nos cuenta cuáles son las lesiones más frecuentes y cómo debemos cuidarnos.

“El 30% de todas las lesiones en el este deporte están relacionadas con la rodilla, principalmente esquinces y corte de ligamento cruzado anterior”, adelanta el experto.

Entonces, una manera de evitar lesiones, sobre todo en la rodilla, dice este especialista, es “esquiar conociendo sus propios límites y utilizar la cancha que corresponde al nivel de experiencia de cada uno”.

Por otro lado, los golpes en la cabeza o TEC son lesiones que también se producen en la práctica del esquí. Sin embargo, son fácilmente prevenibles mediante la utilización de un casco adecuado para el deporte.

Cuando ocurre una caída y se utilizan las manos como primer apoyo, también se pueden producir esguinces o fracturas de muñeca al tener que soportar todo el peso del cuerpo.
 
  • Esguince de rodilla: Es una de las lesiones más frecuentes y ocurre cuando la persona se cae y la bota no se suelta, por lo que la rodilla se gira y sufre una torsión, que puede provocar desde esguince hasta rotura de ligamento anterior o meniscos.
  • Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC): Golpe en la cabeza por caída contra la nieve. Usa siempre casco en los deportes de nieve.
  • Fractura y esguince de muñecas: Peso del usuario recae en dedos y muñecas (más habitual entre quienes practican snowboard).
  • Fracturas de miembros inferiores: Se producen por caídas y, sobre todo, si no hay un buen ajuste de fijación y ésta no se suelta en el momento de la caída.
  • Contracturas: Ocurren por falta de entrenamiento y sobrecarga de ejercicios. Cuadríceps e isquiotibiales (muslos) son los más afectados.
 

Cómo prevenir lesiones en la nieve

 
  • Buena condición física previa: El esquí es un deporte que requiere de buena condición muscular.
  • Imprescindible el uso de casco.
  • Fijaciones bien ajustadas: Deben ser reguladas anualmente según peso, altura y nivel de experiencia del esquiador.
  • Botas a medida: De ellas dependerá la habilidad para controlar los esquís.
  • No sobrepasar las propias capacidades: Cuando te sientes agotado tienes más posibilidades de caerte y esquiar. Requiere contracciones sostenidas y coordinadas.
 

Preparación física



La preparación física de un esquiador es muy importante: “Existe una clara relación entre la mala condición física y las lesiones en esquí, sobre todo de rodilla. Se estima que, por cada mil horas de práctica, se producen dos lesiones; mientras que en el fútbol se producen seis por cada mil horas de práctica. Estadísticamente se puede decir que el esquí es menos riesgoso, pero hay que tener cuidado y prevenir y una forma de hacerlo es con una buena condición física”, señala el traumatólogo.
 
  • El esquí es un deporte que requiere de buena condición muscular.
  • No olvides calentar. Caminata y elongación de las extremidades inferiores, hombros y el cuerpo ante la exigencia del esquí.
  • Antes de comenzar la temporada, una buena preparación física debe incluir el trabajo de los músculos que se usan en el esquí, como los cuádriceps o isquiotibiales. Además, es importante incluir ejercicios que fortalezcan los tobillos y rodillas.
 

Prevención de los efectos del frío y sequedad en la nieve

 
  • Ojos: es fundamental el uso de anteojos o antiparras con protección UV para evitar la queratitis (inflamación de la córnea), congelamiento de la córnea, quemadura ocular y hemorragias de la retina.
  • El frío: antes de esquiar tomar un líquido caliente para aumentar la temperatura corporal.
  • La altitud: el cuerpo necesita más energía e hidratación en la altura, por lo que se debe comer un poco más y tomar más líquido.
 

Cara, la piel más expuesta



El frío y el viento son especialmente agresivos con la piel y durante la temporada invernal, en la nieve, la cara es la más expuesta a ellos. Además, debido a la altitud de los centros invernales, el sol también es un factor de riesgo, aunque el día esté nublado.

Ten en cuenta que la nieve refleja un 80% de la radiación de los rayos ultravioleta (la arena de la playa un 15%). Por lo anterior, es imprescindible cuidar la piel con protectores solares adecuados y bálsamos labiales con factor.
 
  • Labios: la piel de los labios es más fina que la del resto de la cara, por tanto, para prevenir lesiones se requiere una abundante capa de bálsamo labial con protección SPF 15 mínimo durante el día y aplicar también en la noche si es que sales al aire libre.
  • Cara: usar un protector con SPF 35 o más. Aplicarlo al menos 30 minutos antes de salir al aire libre y reaplicar cada dos horas. No te olvides de que debes aplicar el protector de manera abundante y uniforme por la cara, los labios, las orejas, alrededor de los ojos y en el cuello, la parte inferior de la barbilla, el inicio del cuero cabelludo y las manos.
  • En niños mantener los mismos cuidados, usar bloqueador solar a partir del factor 35 y aplicar cada dos horas.
Vista 559 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Cirugía de alargamiento óseo: técnica mínimamente invasiva mejora la recuperación y resultados del paciente

17 de julio, 2019 Tratamiento y Recuperación

Esta cirugía beneficia a pacientes con malformaciones congénitas, traumatismos, infecciones e incluso por motivos estéticos.

Leer más

Tumores vertebrales: ¿qué son?

16 de mayo, 2019 Tratamiento y Recuperación

Siempre preocupantes, pueden aparecer directamente en la columna o extenderse por metástasis de un cáncer en otro órgano del cuerpo. Es importante conocer los síntomas para actuar a tiempo y evitar problemas que incluso pueden significar una discapacidad permanente. Su tratamiento adecuado requiere de una evaluación por un equipo de experiencia, alta tecnología y precisión.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios