BlogVer todas

Frenillos tradicionales versus ortodoncia invisible

23 de agosto, 2017 Tratamiento y Recuperación
Ambos tienen ventajas y desventajas. La elección es del paciente.


La Ortodoncia es la especialidad de la Odontología encargada del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de las estructuras dentales y maxilofaciales. Son quienes pueden recomendar y realizar el trabajo para corregir la mordida y los dientes apretados, irregulares o salientes, a través del uso de frenillos.
 
A los tradicionales brackets metálicos, se fueron sumando con el tiempo alternativas de cerámica y linguales o invisibles, cada día más populares. Ambos tienen ventajas y desventajas, sostienen las doctoras Marisa Vargas y Pilar Letelier, odontólogas especialistas en Ortodoncia de Clínica Las Condes.
 
La edad para comenzar con un tratamiento de esto es relativa, sostiene la doctora Vargas. “Va a depender de la anomalía o problema que el paciente presente”, dice.
 

¿Qué diferencias hay entre los tratamientos con frenillos visibles e invisibles?


 
De acuerdo a la doctora Pilar Letelier, del mismo equipo de Clínica Las Condes, el tratamiento con brackets tradicionales (que van por fuera), también llamada vestibular puede utilizarse por alrededor de seis meses, cuando los pacientes quieren mejorar pequeños detalles estéticos. “Cuando se trata de primeras fases, esto en niños preescolares o preadolescentes, duran alrededor de 8 meses a 1 año”, explica.
 
Pero lo habitual, cuando el objetivo es mejorar problemas de oclusión, funcionales y estéticos, es que los tratamientos puedan durar alrededor de 2 años en los adolescentes y adultos, comenta la doctora Marisa Vargas.
 
Estos tiempos se alargan cuando se trata de la ortodoncia invisible o técnica lingual, que es cuando los brackets van en las caras palatinas y/o linguales de las piezas dentarias.
 
“El uso de frenillos invisibles es una técnica más difícil que la vestibular. En general, son tratamientos más largos y los aparatos son más incómodos”, dice la doctora Vargas.

Sin embargo, hoy las nuevas tecnologías han permitido mejorar la técnica, por lo que muchos pacientes la prefieren, debido a su característica “invisible”, aseguran las especialistas.
 
Además, existe la alternativa de los “alineadores invisibles”, llamada Ortodoncia Invisible, que son placas removibles que se van cambiando sistemáticamente, y cada vez logran mejores resultados, afirman las doctoras, y que es otra alternativa de tratamiento, sobre todo para los pacientes adultos que requieran más comodidad y estética.
 
Vista 17690 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Comentarios