Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Cirugía de Adultos

Factores de riesgo

Factores de riesgo
 

Los factores de riesgo para una hernia inguinal incluyen:

  • Ser hombre:
    Los hombres son mucho más propensos a desarrollar una hernia inguinal. Además, la gran mayoría de los recién nacidos y los niños que desarrollan hernias inguinales son varones.
  • Historia familiar:
    El riesgo de hernia inguinal aumenta si tienes un pariente cercano, como un padre o un hermano, que tienen la condición.
  • Tos crónica:
    Una tos crónica, como la de fumar, aumenta el riesgo de hernia inguinal.
  • Constipación crónica:
    El esfuerzo durante la defecación es una causa frecuente de hernias inguinales.
  • Sobrepeso:
    Obesidad moderada a severa aumenta la presión sobre el abdomen.
  • Embarazo:
    Puede tanto debilitar los músculos abdominales, como causar aumento de la presión dentro del abdomen.
  • Ciertas ocupaciones:
    Tener un trabajo que requiera estar de pie por largos períodos o haciendo trabajo físico pesado aumenta el riesgo de desarrollar una hernia inguinal.
  • Nacimiento prematuro:
    Las guaguas que nacen antes de tiempo son más propensas a tener hernias inguinales.
  • Antecedente de hernia inguinal:
    Si se ha tenido una hernia inguinal, es mucho más probable que desarrolles otra, por lo general en el lado opuesto.

Complicaciones de la hernia inguinal

Las complicaciones de una hernia inguinal incluyen:

  • La presión sobre los tejidos circundantes.
    La mayoría de hernias inguinales se agrandan con el tiempo si no son reparadas quirúrgicamente. Las hernias grandes pueden ejercer presión sobre tejidos circundantes. En los hombres, grandes hernias se pueden extender hacia el escroto, causando dolor e hinchazón.
  • Hernia encarcelada.
    Si el epiplón o un asa de intestino queda atrapada en el punto débil en la pared abdominal, que puede obstruir el intestino, lo que lleva al dolor severo, náuseas, vómito, y la incapacidad de tener una evacuación intestinal o pasar gas.
  • Estrangulación.
    Una hernia encarcelada puede cortar el flujo de sangre a una parte de su intestino. Esta condición se llama estrangulación, y puede conducir a la muerte del tejido del intestino afectada. Una hernia estrangulada es potencialmente mortal y requiere cirugía inmediata.
 

Visítanos

 

Horario atención

 

Lunes a Viernes
de 8:00 a 20:00 hrs.

 

Ubicación

 

Edificio 2 Amarillo
piso 4

 

Ver Mapa