Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc

Tratamiento

Tratamiento
 

Si la hernia es pequeña y no molesta, tu médico puede recomendar una conducta de observar y esperar. Si ha ido aumentando de tamaño o genera molestias o dolor suelen requerir cirugía para aliviar la molestia y prevenir complicaciones graves.

Hay dos tipos generales de operaciones de hernia: reparación de la hernia en forma abierta y reparación mínimamente invasiva.

Abierta

En este procedimiento, también llamado una reparación de hernia abierta, el cirujano hace una incisión en la ingle y empuja el epiplón o el intestino que sobresale de nuevo en su abdomen. Luego, el cirujano cose el músculo debilitado o roto. El área débil a menudo se refuerza con una malla sintética (hernioplastía).

Después de la cirugía, se le anima a moverse tan pronto como sea posible. Sin embargo, puede demorar de cuatro a seis semanas antes de que esté totalmente en condiciones de reanudar sus actividades normales.

Mínimamente invasiva

Esta técnica puede ser laparoscópica y/o robótica.

En este procedimiento mínimamente invasivo, el cirujano opera a través de varias incisiones pequeñas en el abdomen. Un pequeño tubo equipado con una pequeña cámara (laparoscopio) se inserta en una incisión. Guiados por la cámara, el cirujano inserta instrumentos diminutos a través de otra incisión para reparar la hernia usando malla sintética.

La mayoría de las personas que tienen experiencia con reparación mínimamente invasiva tienen menos dolor postoperatorio y un retorno más rápido a las actividades normales. La técnica mínimamente invasiva es la mejor opción para las personas cuyas hernias inguinales reaparecen después de una cirugía abierta, ya que permite al cirujano evitar el tejido cicatrizal de la reparación previa.

La laparoscopía y/o robótica también puede ser una buena opción para las personas con hernias en ambos lados del cuerpo (hernias inguinal bilateral).

Algunos estudios indican que una reparación laparoscópica puede tener riesgo de complicaciones y de recurrencia después de la cirugía. Estos riesgos pueden reducirse si el procedimiento es realizado por un cirujano con amplia experiencia en reparaciones de hernias laparoscópicas y/o robóticas.

Las hernias inguinales no se resuelven por sí mismas y la cirugía es la única manera de repararlas. Si el cirujano considera que es necesario reparar la hernia elegirá junto con el paciente el mejor método de reparación que se adapte a sus necesidades.


hernia inguinal
 

Visítanos

 

Horario atención

 

Lunes a Viernes
de 8:00 a 20:00 hrs.

 

Ubicación

 

Edificio 2 Amarillo
piso 4

 

Ver Mapa