Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Niños

Mi hijo es zurdo

A partir de los 2 años, la preferencia manual ya es clara y muy fácil de objetivar dado que los niños a esa edad son bastante autónomos en actividades como comer, beber en vaso, rayar, tomar objetos e, incluso, chutear una pelota.

Lo normal en el desarrollo del cerebro es que exista una especialización o lateralización de las funciones. La mayoría de la población es diestra, lo que significa que su hemisferio cerebral dominante es el izquierdo, ya que el cerebro controla en forma cruzada.

En cambio, cerca de la mitad de los zurdos, que son entre el 6% y el 14% de la población general, tiene una lateralización de su control cerebral a la derecha. Esto está determinado genéticamente y también por causas ambientales como las hormonas durante el embarazo o pequeñas noxas perinatales que obligan, por plasticidad neuronal, a que el lado contrario asuma las funciones.

Habilidades de zurdos

Muchos piensan que los zurdos tienen más habilidades para algunas materias como las matemáticas, pero es sólo un mito. Además, ser zurdo no hereditario se puede asociar a disfunciones cerebrales mínimas, como trastornos del aprendizaje. Ahora bien, lo interesante es que grandes genios y personajes de la historia han sido zurdos. Tu hijo puede ser uno de ellos.

Ten en cuenta que durante el crecimiento de tu hijo habrá cosas comunes que se puedan tornar dificultosas ya que están diseñadas para los diestros: tijeras, sillas universitarias, cuadernos, palanca de cambio, entre otras que se suman a lo cotidiano, como simplemente saludar con la mano.

En el período escolar, se puede tornar difícil porque la gran mayoría de los zurdos arrastra la mano sobre lo que escribe, por lo tanto, casi siempre tienen la mano manchada con tinta.

Obligar a un niño a usar su mano derecha cuando es zurdo es luchar contra su naturaleza, pues se le está forzando a hacer algo que le resultará más difícil. Por otro lado, hay que entender que la lateralización en las funciones es algo bueno, dado que permite hacer bien las cosas con un lado del cuerpo. El ser ambidiestro significa que no hace las cosas muy bien con ninguno de los dos lados.

Cabe mencionar que ser zurdo también tiene sus ventajas, por ejemplo, en el tenis y el fútbol, ya que los jugadores utilizan el lado contrario de lo que están acostumbrados los rivales.

Consejos

  • No fuerces a usar una mano determinada. Al contrario, sería obligar al niño a hacer algo que resultará dificultoso.

  • Poner a su disposición herramientas diseñadas para zurdos. En especial, tijeras.

  • Destacar que ser zurdo también tiene ventajas, en especial en los deportes.

Vista 354 veces