Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Planificación

Exámenes de chequeo

Para el futuro bienestar de tu cuerpo y tu guagua, aunque te sientas saludable y en buen estado físico, si tienes planes de ser mamá debes primero consultar a tu ginecólogo, porque él es el especialista que te entregará todos los consejos para ayudar a recibir de la mejor manera a tu hijo.

• El médico primero revisará tu historial clínico y antecedentes familiares.

• Hablará respecto a medicamentos, alimentos y hábitos que pueden afectar la concepción y desarrollo del feto.

• Si tienes una enfermedad crónica como diabetes o asma, debes controlarlas.

• Si tienes sobrepeso u obesidad, te recomendará controlarla para disminuir cualquier riesgo en el futuro.


Si quieres comenzar a prepararte, entonces es probable que te soliciten los siguientes exámenes con el fin de comprobar que tu cuerpo está listo para un embarazo.

Papanicolau:

El Papanicolau o PAP es el estudio de las células del cuello uterino, mediante un análisis microscópico, que permite evaluar alteraciones celulares que pueden estar reflejando una patología.

Con la mujer en posición ginecológica, se coloca un espéculo vaginal que permite la visualización del cuello uterino y se toman dos muestras una que corresponde a la parte interna del cuello uterino, que habitualmente se toma con una pequeña tórula de algodón, y una segunda parte externa.

Ecografía Transvaginal:

Es el primer examen que se emplea para confirmar el embarazo o si tu organismo está preparado para tenerlo. Es una ecografía pélvica que se hace a través de la vagina y se puede ver si los órganos reproductores de la mujer tienen alguna malformación o anomalías funcionales para la concepción.

Hemograma:

Es uno de los exámenes más comunes. Trata de una prueba de sangre que revisa el sistema circulatorio y la composición de la sangre. Se analizan los niveles de glóbulos rojos, blancos, plaquetas y hemoglobina. Gracias a este test, se puede saber si en el organismo de la madre existen infecciones o bacterias, además de si padece anemia. Si se tiene esta enfermedad, es necesario el consumo de hierro y ácido fólico. Es de suma importancia hacer un tratamiento, ya que ésta dificulta el traspaso de oxígeno a la guagua.

Se puede complementar como estudio general perfil lipídico, bioquímico y tsh y t4l.

Evaluación Odontológica:

Descartar caries o gingivitis, ya que durante el embarazo no se pueden tomar radiografías y se asociado a mal resultado obstétrico.

Estudio complementario:

Test de rubeola:

Comprueba los niveles de inmunidad de la madre. Lo ideal es que la mujer tenga anticuerpos para evitar contagiarse de rubeola, sino es así, debe vacunarse previo al embarazo. Para concebir es recomendable la vacunación dos a seis meses antes. Porque si se contrae esta enfermedad durante la gestación, afecta directa y negativamente el desarrollo normal del feto.

Vista 597 veces