Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Planificación

Bajar de peso para un buen embarazo

Los kilos de más no impiden la fecundación, pero sí la dificulta. Éstos alteran funciones hormonales y metabólicas que obstaculizan la ovulación, reduciendo la probabilidad de quedar embarazada en mujeres que su índice de masa corporal (IMC) indica sobre peso u obesidad.

La grasa corporal, son células adiposas que elaboran estrógenos (hormona femenina), si tienes exceso de estas células, producirás en demasía estrógenos y esta alteración es la culpable de reducir la producción de óvulos.

Esto logra que no elabores óvulos por períodos o hacerlo de manera irregular, lo que dificulta identificar cuáles son tus días fértiles. El exceso de esta hormona posibilita la aparición de patologías como la endometriosis y fibrosis que entorpece el proceso de implantación del embrión.

La obesidad y sobrepeso, en algunos casos están asociadas a los ovarios poliquisticos (SOP). Esto se traduce a que tus ciclos menstruales son totalmente irregulares y la presencia de quistes hacen que los ovarios elaboren mayor cantidad de hormonas como andrógenos y estrógenos. Si tratas esta enfermedad, bajarás de peso considerablemente, logrando mayor probabilidad de embarazo.

Otra enfermedad asociada al sobre peso, que es un problema para las futuras mamás, es la resistencia a la insulina. Ésta también impide la ovulación normal, y para descartar esta patología, debes realizar un examen de sangre que evalúa si tus niveles de glicemia se encuentran alterados. Si se confirma el diagnóstico, el tratamiento ayudará a bajar de manera más rápida el peso excesivo. Siempre y cuando lo acompañes con una alimentación saludable, baja en azúcares y ejercicios.

Muchas veces el sobre peso se le adjudica al hipotiroidismo, el que también dificulta la fertilidad. Con un tratamiento idóneo, se puede manejar ésta enfermedad y lograr ser mamá.

Si llevas una dieta saludable y haces ejercicio de manera regular, la grasa se transforma en músculo, lo que disminuye las cifras de estrógeno, mejorando las posibilidades de concebir. Además de evitar futuras complicaciones en la gestación, como la diabetes gestacional, abortos espontáneos y preclamsia.

Vista 820 veces