Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Recién Nacido

La piel del recién nacido

En los primeros meses de vida, la piel es tan delicada y frágil que es más susceptible de irritaciones e infecciones. Sin embargo, si se siguen las recomendaciones a continuación, es posible evitar los problemas.

En el período de recién nacido, la mayoría de los niños presenta alguna lesión en la piel. Sin embargo, en la mayor parte de los casos son lesiones transitorias y no revisten un problema médico. En este tema, el pediatra tiene un rol fundamental para orientar a los papás.

Por ejemplo, es importante tener en cuenta que la relación de la superficie corporal con respecto al peso es mayor en las guaguas, lo que aumenta la posibilidad de una reacción adversa por contacto a alguna sustancia y una mayor absorción de los productos que estén en contacto con su piel, siendo de esta manera más susceptible de intoxicaciones por absorción de sustancias a través de la piel.

Los niños prematuros son aún más vulnerables en este sentido, ya que su piel es más permeable. Por esto hay que ser cuidadosos en la aplicación de productos sobre la piel en los recién nacidos.

Enfermedades frecuentes:

Entre el 30% y 70% de los recién nacidos presenta un cuadro denominado eritema tóxico neonatal, que es una erupción benigna y auto limitada. Generalmente aparece al segundo día de vida y se presenta con manchitas y granitos sobre una piel enrojecida que abarca la mayor parte del cuerpo.

Otra de las afecciones es la miliaria o sudamina, que se caracteriza por granitos de color rojizo o con contenido liquido transparente ubicados generalmente en cara, cuello, cuero cabelludo y pliegues. La causa de esto es la obstrucción del conducto de las glándulas que liberan sudor. En general, no requieren tratamiento, ya que desaparecen en la medida que la guagua se desabriga.

A partir de las 4 a 6 semanas, en muchos niños se observa un cuadro llamado dermatitis seborreica. Se caracteriza por placas con escama grasosa amarillenta con aspecto de costras en el cuero cabelludo. Esta afección es auto limitada y tiende a desaparecer a los 6 - 8 meses. La aplicación de vaselina en las lesiones en el cuero cabelludo horas antes del baño es de gran ayuda.

Otro de los cuadros frecuentes en los recién nacidos y lactantes es la dermatitis del pañal. La causa más habitual es la irritación en la zona del pañal que se origina y las heces. Se manifiesta por enrojecimiento de las áreas que tienen más contacto con el pañal.

Vista 7568 veces