Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Recién Nacido

Mollera

La mollera, también conocida como fontanela, es el área de la cabeza de tu hijo donde los huesos del cráneo todavía no se han juntado. Por eso, si esto no pasa a tiempo, es importante consultar con el especialista para descargar patologías como la craneosinostosos.

¿Te has preguntado por qué el pediatra le mide la circunferencia de la cabeza a tu guagua cada vez que va a control? Es porque la medición regular del perímetro craneal es uno de los métodos más efectivos para saber si la mollera o fontanela se está cerrando adecuadamente y, en caso de problemas, identificarlo de forma oportuna.

Sucede que el cráneo está conformado por siete huesos que protegen el cerebro, y las áreas donde estos se unen -suturas- se van endureciendo gradualmente, después del nacimiento, para que los huesos del cráneo se unan con firmeza. Los espacios que existen en un principio forman un punto blando cubierto de membranas denominado fontanela.

La mollera, como se dice popularmente, son estas áreas en la bóveda craneana no osificada, que permiten un crecimiento cerebral adecuado. Las dos principales son la anterior (ubicada en la parte superior de la cabeza) y la posterior (ubicada atrás).

La primera en cerrarse es la fontanela posterior. De hecho, a los tres meses de vida está completamente unida. El cierre de la anterior toma más tiempo: al nacer mide en promedio 2 cm y normalmente termina de osificarse entre los 13 y los 14 meses. Se sabe, además, que a los 3 meses de edad solo se cierra 1% de las fontanelas, 38% al año y 96% a los 2 años de edad. Proceso que se da más rápido en los niños que en las niñas.

¿Cuál puede ser una señal de alerta?

• Si notas que hay ausencia de la sensación de "punto blando" en el cráneo del niño y en su lugar sobresale un surco largo en la sutura afectada.

• Si el niño tiene una forma irregular de cabeza o una asimetría de la cara.

• Si notas que la cabeza no crece con el paso del tiempo.

Estos pueden ser un signo de alerta, pues son señales de una craneosinostosis, un defecto congénito que causa el cierre prematuro y anormal de una o más suturas en la cabeza del niño.

Existen múltiples causas para esta patología, entre ellas idiopáticas, genéticas y en algunas ocasiones se relacionan con ciertos síndromes específicos. Por esto es de suma importancia consultar ante cualquier duda.

Vista 53713 veces