BlogVolver al blog

osteosarcoma

Osteosarcoma: ¿Cuál es el tratamiento para el cáncer de hueso en niños?

17 de julio, 2019 Tratamiento y Recuperación
Cirugía y quimioterapia logran curarlo en la mayoría de los casos

El osteosarcoma es un cáncer a los huesos que se desarrolla principalmente durante la adolescencia. De hecho, la mayoría de los casos se diagnostica en menores entre los 10 y los 18 años, sin diferencias de género.
 
Según explica el doctor Juan Antonio Quintana , oncólogo infantil de Clínica Las Condes, el primer examen que se indica para el diagnóstico de este cáncer en niños es la radiografía.  Los menores se quejan de un fuerte y persistente dolor de huesos. Es el pediatra o el traumatólogo el que indica esta primera radiografía. Según esos resultados, se realiza una biopsia del hueso afectado.
 
“Para el tratamiento definitivo es importante que la biopsia sea realizada por un traumatólogo con experiencia tumores óseos para que la haga de manera precisa y realice un buen análisis. Solo con la biopsia, recién se certifica este cáncer. Existen varios tipos”, dice el oncólogo.
 
El tratamiento, señala el especialista, depende de si el tumor está localizado o tiene metástasis. Como generalmente se extiende a los pulmones, una vez diagnosticado, también se debe realizar una radiografía de tórax para revisar los pulmones. Para verificar su presencia en otros huesos se indican exámenes de imágenes más específicos como un PET o cintigrama óseo.
 
Todos los pacientes que tienen osteosarcoma deben pasar por cirugía y quimioterapia. Hace años, cuando solo se indicaba la cirugía, el 90% de los casos desarrollaba metástasis a los pocos meses, por lo que hoy día todos los pacientes deben ser intervenidos para sacar el hueso afectado. Como se trata de un cáncer resistente a la radioterapia, esta no se indica.
 
“Dependiendo del tamaño del cáncer y de la edad del paciente, se intenta una cirugía conservadora. En la cirugía se trata de sacar el hueso afectado y dejar los bordes libres de cáncer y en ese espacio poner un injerto óseo o una endoprótesis”, dice el doctor.
 
Pero si se trata de un niño de seis años, la cirugía conservadora será difícil porque no ha terminado su crecimiento y con el tiempo se producirá una asimetría entre una extremidad y otra. “Si es un niño más grande y el tumor es chico, se saca el hueso y se deja algo en su reemplazo. Existe también la posibilidad de unas prótesis especiales, crecedoras. Cuando se utilizan, no es necesario una segunda operación para ir adecuándose al crecimiento del menor”, indica el doctor Quintana. En el caso de esta última opción, pueden “crecer” hasta 16 cm.
 
Lo más importante, insiste el oncólogo, es que el diagnóstico sea temprano y el tratamiento se realice en un centro con experiencia.
Vista 56 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Cáncer de cabeza y cuello: tipos y síntomas

26 de julio, 2019 Adultos

Existen diferentes tipos de cánceres de cabeza y cuello, factores como el consumo de alcohol y tabaco influyen en la incidencia de estas patologías.

Leer más

Primera Jornada Internacional H-ONCOSUR Hemato-Oncología

23 de julio, 2019 Tratamiento y Recuperación

Este jueves 25 y viernes 26 de julio se llevará a cabo la primera Jornada Internacional H-ONCOSUR de Hemato-Oncología entre el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo, Brasil, y Clínica Las Condes.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios