BlogVolver al blog

Cirugía Metabólica

02 de marzo, 2017 Adultos
Más que reducir el exceso de peso, la cirugía metabólica busca controlar los niveles de azúcar, colesterol e insulina en el organismo.

No se trata sólo de bajar kilos, sino de mejorar el estado de salud general y tratar la enfermedad. Ese es el objetivo de la cirugía metabólica, un procedimiento quirúrgico que puede controlar la diabetes tipo 2, la resistencia a la insulina, hipertensión arterial y los altos índices de colesterol. Camilo Boza, cirujano digestivo que desde junio es parte del equipo de cirugía bariátrica de Clínica Las Condes, señala que la cirugía metabólica puede controlar la diabetes tipo 2 y detener la progresión de esta enfermedad por varios años.

“Hablamos de remisión. Que un paciente con diabetes tipo 2 pueda dejar de tomar medicamentos o disminuir la cantidad de medicamentos que toma”, dice.

Esta alternativa nació a partir de los buenos resultados que tuvo la cirugía bariátrica en los pacientes con obesidad mórbida que tras la operación mejoraban, en pocas semanas, todos sus índices metabólicos y, además, los mantenían en el tiempo. “La cirugía bariátrica, como concepto, está diseñada para pacientes con obesidad, para que bajen los kilos de más y así disminuir su riesgo cardiovascular. La cirugía metabólica busca mejorar enfermedades, principalmente la diabetes tipo 2”, explica el doctor Ricardo Funke, cirujano digestivo que también se incorporó a Clínica Las Condes.

Para ambas cirugías, la técnica quirúrgica es la misma (bypass o manga gástrica) que se realiza a través de laparascopía (sólo cinco pequeñas incisiones). Según el paciente y el nivel de enfermedad, se elige la mejor cirugía metabólica, pero fundamentalmente se usa el bypass.

“Hoy, la medicina se está focalizando más en la enfermedad que en la cantidad de peso. Aunque este es un factor importante, en la cirugía metabólica lo central son las enfermedades. Los pacientes que están enfermos de diabetes o de su sistema metabólico, con problemas de colesterol, deben saber que hoy hay una cirugía que puede ayudar al control de estas enfermedades”, dice el doctor Boza.

¿Por qué mejora la diabetes y la resistencia a la insulina?

Según el doctor Boza, presidente del Departamento de Cirugía Bariátrica de la Sociedad de Cirujanos de Chile, tras una cirugía metabólica la comida llega al intestino en forma más rápida y menos digerida, lo que genera algunos estímulos en el intestino que producen ciertas hormonas que ayudan al páncreas a producir insulina.

“Se produce más insulina y se mejora la resistencia a la insulina. Además, al bajar de peso, disminuye la cantidad de grasa en el cuerpo, lo que también coopera con la resistencia a la insulina”, señala.

Esta cirugía está indicada para pacientes que tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 28 y 35, han sido diagnosticados con diabetes tipo 2 o resistencia a la insulina y, pese al tratamiento, no han podido controlar. “En promedio, el tiempo quirúrgico de esta cirugía es de 40 minutos a una hora y media, más o menos, en pabellón. La estadía hospitalaria del paciente es de aproximadamente tres días”, explica el doctor Ricardo Funke, cirujano digestivo y también secretario del Departamento de Cirugía Bariátrica de la Sociedad de Cirujanos de Chile.

Tras el procedimiento, al igual que en la cirugía de obesidad, el paciente debe estar una semana siguiendo un régimen líquido, tres semanas más comiendo papillas y al mes ya se pueden introducir alimentos picados. “Evidentemente, tiene que estar con sus controles metabólicos, con el diabetólogo, con la nutricionista, nutriólogo y cirujano, en forma frecuente”, señala el doctor Funke.

Sobre el 90% de los pacientes controla su diabetes y hasta el 80% de ellos puede dejar de tomar fármacos. “Hay varios estudios que han demostrado remisión de la diabetes por varios años. Los estudios más largos de cirugía metabólica han mostrado remisión por más de cinco años”, cuenta el doctor Boza.

Alternativa también sirva para los más jóvenes En general, esta cirugía se realiza en personas entre los 18 y 65 años de edad, pero si hay un equipo multidisciplinario y un comité de decisión, el doctor Boza cree que también se pueden operar pacientes fuera de este rango de edad. “Cuando se sabe que el beneficio de la cirugía puede ser realmente mayor que el riesgo, se puede operar. Hoy, el riesgo de estas cirugías ha disminuido mucho con los tratamientos y con todas las nuevas tecnologías”, insiste este cirujano bariátrico.

“Sabemos cómo es la evolución natural de los pacientes obesos. Muchos pacientes que son obesos de adolescentes serán adultos obesos. Tienen resistencia a la insulina, colesterol alto. Por lo mismo, se está operando a pacientes cada vez más jóvenes, siempre que sean evaluados por un equipo multidisciplinario que incluye a sicólogo, nutricionista, nutriólogo, cirujanos. El objetivo es frenar la enfermedad en etapa temprana”, agrega el doctor Funke.

Actividad física es clave a juicio del doctor Funke, el ejercicio es fundamental en el tratamiento posterior a la cirugía: “Es importante, primero para que los pacientes reduzcan grasa y no masa muscular durante la baja de peso. Además, los ayuda a mantener su estado físico, su estado cardiovascular. En los pacientes diabéticos, tiene muchos efectos positivos; al hacer actividad física se libera una serie de sustancias a la sangre que permiten bajar y controlar también la glicemia. Todo esto se va sumando, la cirugía, la baja de peso, el control de la glicemia y el ejercicio pueden controlar la diabetes”.

El éxito de este tipo de cirugías depende en buena parte del equipo multidisciplinario que trata a los pacientes. “Debe existir una muy buena relación entre cirujano, nutriólogo, nutricionista, psicólogo, kinesiólogo deportivo, preparador físico”, pero también equilibrio entre la alimentación y la actividad física, dice el doctor Boza.

“Se debe generar un nivel de masa muscular. Los músculos son el órgano más activo que puede procesar el azúcar, y eso es lo que generalmente genera mejor resultado. No se trata sólo de bajar de peso, es tener una vida saludable y, para eso, tener una cantidad adecuada de masa muscular, sobre todo en los pacientes mayores, es fundamental”, insiste.
 

Más que una cirugía, un tratamiento



Según el doctor Funke, la cirugía metabólica es un tratamiento, no sólo una operación. “El paciente que se somete a una cirugía metabólica tiene que saber que se requiere de un cambio en el estilo de vida, que antes de entrar a pabellón deben ser evaluados por un equipo multidisciplinario, que tiene que estar bajo seguimiento por muchos años, prácticamente de por vida con controles médicos”, dice el especialista.

Como cualquier cirugía, esta operación también tiene riesgos, los mismos que una cirugía bariátrica. “La mortalidad es menor al 1%, bajísimo. Estas cirugías son cada vez más seguras, evidentemente en centros que tengan mucha experiencia en esta práctica. Son cirugías que tiene buenos resultados, por eso se han extendido tanto en todo el mundo”, precisa el doctor Funke.

 


Vista 10004 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cuándo hacer una ecografía abdominal?

25 de febrero, 2021 Tratamiento y Recuperación

Este examen, no invasivo y de bajo costo, permite explorar tanto la pared como el contenido del abdomen para determinar si existe alguna alteración en este segmento del cuerpo. Para su preparación, sólo se requiere estar en ayunas por 4 horas.

Leer más

Dolor abdominal: ¿cómo saber si se trata de una apendicitis?

05 de enero, 2021 Tratamiento y Recuperación

Es una de las consultas por urgencia más comunes y, aunque es más frecuente en niños, también puede afectar a los adultos. Si no es tratada a tiempo, puede tener graves complicaciones.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios