BlogVolver al blog

Alimentos saludables en primer plano con un doctor en segundo plano

Dieta saludable es esencial antes y después de una cirugía bariátrica

14 de febrero, 2020 Tratamiento y Recuperación
Pueden comer una amplia variedad de alimentos, pero en pequeñas porciones.

Los candidatos a una cirugía para bajar de peso deben ser conscientes de que no es una solución mágica para eliminar la obesidad, sino que gran parte del cambio está supeditado al cambio de hábitos que logre.

El doctor Fernando Carrasco, nutriólogo del Centro de Nutrición y Bariátrica, explica que antes de la cirugía es ideal que el paciente mantenga una dieta saludable, aún sin el objetivo de reducir peso. “Esto servirá para enfrentar mejor los cambios de alimentación posteriores a la cirugía”, indica.

En pacientes con obesidad mórbida o megaobesos (con un índice de masa corporal sobre 40 o > de 50 kg/m2, respectivamente), puede ser de utilidad seguir un plan de alimentación reducido en calorías por 1 a 3 meses, con el objetivo de reducir el peso y disminuir el tamaño del hígado, para así facilitar la cirugía y evitar complicaciones postoperatorias, agrega.

Después de la cirugía bariátrica, en tanto, es importante seguir indicaciones de alimentación específicas según la semana o mes de evolución postoperatoria.

De acuerdo con el especialista, entre los objetivos y efectos positivos de comer saludables están los beneficios en estómago e intestino, ya que ayuda en la cicatrización y reduce molestias digestivas como vómitos, náuseas, dolor abdominal, diarrea, entre otras. Tiene efecto en la reducción y posterior mantención del peso corporal, en conjunto con el cambio de hábito hacia una alimentación saludable. Y, además, previene deficiencias de algunos nutrientes como hierro, calcio fósforo, zinc y vitamina B12.

En cuanto a las recomendaciones de dieta en la fase de reducción de peso, el nutriólogo explica que en la durante la primera semana debe realizarse un régimen líquido, lo que cambia en la tercera a cuarta semana, cuando ya se puede comer papillas.

En el segundo y tercer mes se sigue un régimen semisólido o de "picados" y desde el cuarto mes un régimen hipocalórico balanceado.

Ya en el sexto mes y al año postoperatorio, dependiendo del cumplimiento de las metas de estado nutricional, se avanza hacia a una dieta de mantenimiento. Ésta puede incluir una gran variedad de alimentos, pero siempre en pequeñas porciones, incluyendo alimentos ricos en proteínas, lácteos bajos en grasa, almidones y cereales integrales, frutas y verduras.
Vista 1414 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Cuando transpirar es un gran problema

08 de enero, 2020 Tratamiento y Recuperación

Aunque muchos no lo toman como una enfermedad, la sudoración excesiva es una patología más común de lo que se cree y tiene nombre: hiperhidrosis. La buena noticia es que actualmente hay varias técnicas de tratamiento muy efectivas.

Leer más

“Ha sido la mejor decisión e inversión que pude haber hecho”

06 de enero, 2020 Tratamiento y Recuperación

Con apenas 18 años, Valentina ha bajado más de ocho kilos en 10 semanas tras someterse al balón gástrico ingerible.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios