BlogVer todas

Linfedema crónico: ¿qué es y cuál es su tratamiento?

10 de marzo, 2022 Tratamiento y Recuperación
¿Sientes que tus pies están muy hinchados, estás muy cansando o tienes rigidez en algunas partes de tu cuerpo? Descubre más en esta nota.

El sistema linfático es parte del sistema inmune y es el encargado, entre otras cosas, de llevar líquido desde los tejidos hacia el sistema circulatorio. Por distintas razones, este mecanismo de transporte a veces falla y el líquido se comienza a acumular principalmente en las extremidades, provocando una hinchazón o edema que se conoce como Linfedema.

Este puede ser por algún problema en el desarrollo del sistema linfático, lo que se considera primario o algún tipo de cáncer, como es el caso del cáncer de mama, afectando principalmente a las extremidades superiores e inferiores.

¿Cuáles son sus síntomas?
 
  • Edema o hinchazón.
  • Sensación de pesadez y adormecimiento.
  • Dolor y rigidez de la extremidad afectada.
  • En algunos casos puede asociarse a infecciones repetitivas.

¿Cuál es su tratamiento?

“Lo que buscamos en un inicio es prevenir o pesquisarlo en una etapa precoz a través de un seguimiento prospectivo, como lo hacemos en el Linfedema secundario al cáncer de mama”, explica Francisca Madrid, Kinesióloga de Clínica Las Condes.

Pero una vez que se presenta el Linfedema, el objetivo es reducir el volumen y controlarlo, lo cual se realiza a través de la terapia descongestiva compleja, que consiste en:
 
  • Drenaje linfático manual.
  • Presoterapia.
  • Educación.
  • Ejercicios terapéuticos.
  • Vendajes multicapas y vendas compresivas.

¿Cuándo es necesario una cirugía para tratar un Linfedema?

Cuando el tratamiento conservador ya no es suficiente, se puede recurrir a una cirugía, siendo las más comunes la anastomosis linfático-venosa mediante supermicrocirugía y el trasplante de ganglios autólogo, es decir, del mismo paciente.
 
Vista 727 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Comentarios