Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Cirugía Plástica y Reconstructiva

Unidad de linfedema

Imagen del sistema linfático

La Unidad de linfedema de Clínica Las Condes en única en Chile y está orientada a tratar pacientes con linfedema primario o secundario; enfermedad sub-diagnosticada en nuestro país y muchas veces subvalorada.

El objetivo de este programa es entregar alternativas para la prevención del linfedema en pacientes con riesgo, diagnosticar oportunamente, otorgar un tratamiento adecuado (microquirúrgico y/o conservador) y realizar un seguimiento a largo plazo.

El sistema linfático es parte del sistema inmune y es el encargado, entre otras cosas, de transportar líquido desde los tejidos hacia el sistema circulatorio. Por distintas razones, este mecanismo de transporte puede fallar y el líquido se acumula principalmente en las extremidades, provocando una hinchazón o edema que se conoce como linfedema. Esto puede ocurrir por alteraciones en el desarrollo del sistema linfático (primario) o secundario al tratamiento de cáncer mama, cáncer ginecológico, melanoma, traumatismos o por otras causas. Los pacientes con linfedema pueden presentar aumento de volumen (hinchazón), sensación de pesadez y adormecimiento de la(s) extremidad(es), lo cual puede estar asociado o no a episodios de infección a repetición (celulitis) que deterioran aún más la función linfática. Esto provoca limitaciones en las actividades de la vida diaria, combinando problemas físicos con alteraciones psicológicas.

Los pacientes con cáncer de mama en los cuales se realizará la extracción de ganglios (vaciamiento o disección axilar), presentan linfedema en el 29-49%. Actualmente existen procedimientos que se pueden realizar en la misma cirugía para restituir el sistema linfático, disminuyendo significativamente el riesgo.

Cuando se diagnostica un paciente con linfedema en una o ambas extremidades, o se encuentra en riesgo a desarrollarlo, el paciente debe ser derivado al cirujano plástico para ser evaluado y analizar el tipo de tratamiento a realizar, que puede ir desde un tratamiento conservador hasta un tratamiento microquirúrgico que incluyen el trasplante autólogo de ganglios y las anastomosis linfático venosas.