Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Cirugía Plástica y Reconstructiva

Programa de reconstrucción mamaria

Un doctor y una doctora realizan una cirugía

La Unidad de Reconstrucción Mamaria de Clínica Las Condes está conformada por cirujanos plásticos reconstructivos que trabajan en conjunto con el equipo del Centro Integral de la Mama, para proporcionar a los pacientes un tratamiento integral entregando una amplia gama de alternativas reconstructivas y estéticas.

En Clínica Las Condes existe el Comité de Cirugía Oncológica y Reconstructiva de la Mama, coordinado por los doctores Susana Benítez y Hernando Paredes, que analiza y decide el mejor tratamiento para las pacientes que ingresan al Centro Clínico del Cáncer.

Un cáncer de mama es devastador y de eso no hay duda. Sin embargo, gracias a los avances de la medicina, la reconstrucción mamaria inmediata ha sido clave en mejorar la calidad de vida de las mujeres que han debido someterse a una mastectomía.

En líneas generales no existen contraindicaciones absolutas para realizar una reconstrucción, y elementos como la edad, comorbilidades como la diabetes, tabaquismo, hipertensión, la etapa de la enfermedad, deben ser evaluadas por los especialistas y estabilizadas antes de planificar una reconstrucción mamaria.

Las alternativas para reconstruir una mama son dos:

  • Tejido propio de la paciente: Los más frecuentes son los colgajos, el uso del tejido de abdomen o del dorso de la paciente y la transferencia de grasa en forma de injerto al sitio de reconstrucción.
  • El grupo de expansores, implantes y otros materiales no autólogos.
 

La elección de la técnica que utilizan los cirujanos para la reconstrucción depende de variados elementos, como la edad, enfermedades asociadas, cirugías previas, tabaquismo, características de la paciente y de su mama. También consideran la etapa de la enfermedad y si son necesarios tratamientos complementarios como la quimioterapia o la radioterapia.

Los especialistas pueden ofrecer y conversar con los pacientes acerca de las opciones que reconstrucción y elegir en conjunto cuál es la mejor para cada una. Es importante tener en cuenta de que no existe una receta universal, se debe indicar un tratamiento a la medida, el cual se adapte de la mejor manera a la paciente y logre una mayor estabilidad a largo plazo.