BlogVolver al blog

Mujer sonríe alegre

No hay una edad para una lipotransferencia

07 de febrero, 2019 Tratamiento y Recuperación
La realización del procedimiento depende del objetivo de la lipoinyección en cada paciente.

La lipotransferencia o lipoinyección es un procedimiento que realizan los cirujanos plásticos y reconstructivos para rellenar con grasa del propio paciente algunas zonas del cuerpo que hayan perdido volumen y que se busque recuperar.
 
La doctora Alison Ford, cirujana plástica y reconstructiva de Clínica Las Condes destaca que aunque no hay pacientes ideales para esta cirugía, sí existen pacientes que tienen condiciones más favorables para su realización: por ejemplo, tienen menos pérdida de volumen graso y tienen suficiente tejido graso disponible para una lipoinyección y para las etapas que sean necesarias.
 
Tampoco existe una edad límite para la realización del procedimiento. “La edad dependerá de cada paciente y el objetivo de la lipoinyección. Sin embargo, todo paciente debe tener condiciones psicológicas y médicas compatibles con la cirugía. Por ejemplo, se pueden operar adolescentes cuando la situación lo amerita y, en cuanto a los adultos mayores, dependerá de cada paciente y de su estado de salud”, indica la especialista.
 

¿Cómo es una lipoinyección?


 
Para el procedimiento, la grasa que se extrae mediante una liposucción y que se inyectará en la zona a tratar se deja decantar para que el líquido que viene con la grasa sea eliminado antes de la lipoinyección. “Para algunas zonas como la cara y las mamas yo prefiero preparar la grasa con centrifugación para concentrar la grasa y eliminar más líquido y lograr una grasa más limpia”, dice la cirujana plástica.
 
En general, la lipoinyección de cara se realiza en forma ambulatoria. Cuando la zona que requiere el relleno de grasa es el glúteo, normalmente está asociada a una liposucción más extensa o a una abdominoplastia, por lo que los pacientes quedan hospitalizados. Si se trata de un aumento de mamas con grasa, se podría hacer con una hospitalización de día.
 
“Dependiendo del caso puede ser con anestesia local, local y sedación o anestesia general. La duración variará dependiendo de si es una lipoinyección de glúteos junto con una abdominoplastia o un aumento de mamas con grasa”, explica la doctora Ford.
 
Posterior a la cirugía, se indican masajes de drenaje linfático de las zonas lipoaspiradas. “En la zona lipoinyectada lo ideal es no traumatizar para que la grasa injertada sobreviva. Lo habitual es que de la grasa que uno inyecta sobreviva alrededor del 60%”, explica la especialista.
 
En el caso de deporte o la actividad física intensa, la idea es suspenderlo por un mes. “Por eso, un aumento de mamas con grasa puede requerir más de una lipoinyección para lograr el volumen deseado. Lo mismo, puede ocurrir en la cara, donde el espacio para inyectar es poco”, agrega la cirujana plástica.
Vista 225 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Cirugía ortognática: la mejor opción para corregir deformidades faciales

05 de febrero, 2019 Tratamiento y Recuperación

Intervención es más que estética, sino que permite mejorar la mordida.

Leer más

La importancia de la oncoplastía en el cáncer de mama

28 de diciembre, 2018 Adultos

Hoy existen varias técnicas que pueden ayudar a cerrar este proceso. ¿En qué consiste?

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios