BlogVolver al blog

No hay cremas milagrosas que eliminen cicatrices

11 de enero, 2018 Tratamiento y Recuperación
Aunque algunas pueden ayudar a hidratar la zona afectada.


La cicatrización es un proceso que consta de tres etapas. La primera (aguda), que dura aproximadamente una semana, es una etapa inflamatoria. Luego de esto pasa a la etapa proliferatoria, cuando se forma la cicatriz para que la herida no se vuelva a abrir, y finalmente, viene la fase de remodelación, donde es el mismo organismo el que empieza a retirar la cicatriz, haciendo que tome una apariencia más natural y no se note.
 
Estas tres etapas toman, en general, un promedio de seis meses en que se nota que el cuerpo se encarga de autocurarse. ¿Ayudan las cremas en este proceso? El doctor Kenneth Guler, cirujano plástico y reconstructivo de Clínica Las Condes, indica que no.
 
“Las cremas no las recomendamos, no hay evidencia científica de que puedan solucionar una cicatriz. Aceites como el de rosa mosqueta pueden ayudar como lubricantes, porque las heridas tienen a secarse, pero en cuanto a borrar cicatriz eso no está demostrado”, sostiene el cirujano.
 

Tratamiento de cicatrices


 
En el tratamiento clínico, en general, se utiliza tela, silicona y compresivos, además de protectores solares, con la idea de que evitar que la cicatriz se pigmente y sea visible al ojo humano.
 
“La crema no. Lo que ayuda son las terapias compresivas, láminas de silicona, corticoides intralesionales. Las cremas para borrar no hay evidencia que respalde eso. El láser puede ayudar, pero también debe ser aplicado en una etapa posterior de la cicatrización, porque produce una quemadura y, por ende, más inflamación, donde las cicatrices se pueden volver a activar”, indica el especialista.
 
En cuanto a una cirugía reconstructiva, se debe esperar lo que dura el proceso de cicatrización, que en promedio son seis meses, pero hay pacientes en que puede demorarse un año. Sólo ahí se puede plantear esa solución como una alternativa reconstructiva.
 
 
Vista 962 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Pía Llanos: "La supermicrocirugía mejoró mi calidad de vida"

25 de julio, 2018 Adultos

A los 30 años le diagnosticaron un cáncer de mama agresivo. Si bien se curó de esta enfermedad, presentó un linfedema secundario a la cirugía oncológica. Su brazo derecho se hinchaba a tal punto que no le permitía realizar actividades cotidianas como teclear en el computador y a veces el dolor era tan agudo como el de una tendinitis. Conoce más acerca del tratamiento que cambió su vida.

Leer más

Un tipo de lifting facial para cada necesidad

06 de julio, 2018 Adultos

Procedimientos de cirugía plástica permite varias posibilidades de mejora.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios