BlogVolver al blog

Quemaduras por electricidad, combustibles y agua caliente

07 de febrero, 2018 Tratamiento y Recuperación
Según el tipo de quemadura, extensión y ubicación los especialistas definen técnicas de cirugía plástica y reconstructiva.


En los adultos, las quemaduras más frecuentes son por fuego; en niños, por agua caliente. En la mayoría de los casos, ocurre por accidentes domiciliarios.

Este tipo de lesiones, son más frecuentes durante el invierno debido al uso de calefacción con combustibles inflamables. Durante el verano, los accidentes ocurren en un contexto más recreacional por parrillas y fuegos artificiales.

El doctor Cristian Arriagada, cirujano plástico y reconstructivo de Clínica Las Condes,  dice que dependiendo del daño que causen, las quemaduras se pueden clasificar en tres grupos: las de primer grado (superficiales que dañan la capa externa de la piel que se enrojece y reseca, pero sin la formación de ampollas), de segundo grado (un poco más profundas, que afectan la epidermis y parte de la dermis, con enrojecimiento, ampollas y supuración de la zona) y las de tercer grado (que dañan la capa más profunda de la piel e incluso pueden afectar a los tejidos que están debajo de ella, con pérdida de la terminaciones nerviosas)
 

¿Cuál es el rol de la cirugía plástica y reconstructiva en estas lesiones?



“En la etapa aguda de las quemaduras, el objetivo de la cirugía plástica es entregar al paciente las condiciones óptimas para cicatrizar adecuadamente y en plazos cortos. Cuando ya sabemos que por la profundidad de la lesión no hay posibilidad de cicatrizar entonces, el objetivo del tratamiento pasa a ser la reparación precoz mediante injertos, colgajos u otros”, explica el especialista.

Posteriormente, en la etapa crónica, los cirujanos plásticos monitorean el resultado estético y funcional de las cicatrices y resuelven las secuelas cuando se presentan. “Para esto, contamos con múltiples herramientas de cirugía reparadora que van de cosas simples como la dermoabrasión y compresión, a las más complejas como expansores cutáneos o colgajos microquirúrgicos”, indica el doctor Arriagada.

Definir qué tipo de cirugía se realizará depende de diversos factores, indica el doctor Arriagada. “Los más importantes son la edad del paciente y la ubicación, extensión y la profundidad de la quemadura. De acuerdo a estas variables debemos tomar decisiones de la alternativa y momento de reparación”, señala.

La ubicación de la lesión tiene particular relevancia, indica el especialista: “cuando hay compromiso de zonas con riesgo de secuelas estéticas o funcionales graves como son cara, cuello, manos y pies, articulaciones o periné, el enfoque debe ser distinto en términos de priorización y del alto estándar de la reparación que requieren”, enfatiza.
 
 
Vista 268 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Pía Llanos: "La supermicrocirugía mejoró mi calidad de vida"

25 de julio, 2018 Adultos

A los 30 años le diagnosticaron un cáncer de mama agresivo. Si bien se curó de esta enfermedad, presentó un linfedema secundario a la cirugía oncológica. Su brazo derecho se hinchaba a tal punto que no le permitía realizar actividades cotidianas como teclear en el computador y a veces el dolor era tan agudo como el de una tendinitis. Conoce más acerca del tratamiento que cambió su vida.

Leer más

Un tipo de lifting facial para cada necesidad

06 de julio, 2018 Adultos

Procedimientos de cirugía plástica permite varias posibilidades de mejora.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios